Muestra UdeC a diputados que tiene infraestructura y capital humano, pero le faltan recursos

Este martes (17), Erika Mercedes Ulibarri Ireta, encargada de despacho de la Coordinación Administrativa y Financiera de la Universidad de Colima, y Leobardo George Ocón, director de la Unidad de Enlace, tuvieron una reunión de trabajo con diputados locales para discutir el proyecto de presupuesto para el ejercicio fiscal 2021.

La reunión de trabajo fue encabezada por el diputado Julio Anguiano, presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de los Recursos Públicos, quien informó a los funcionarios universitarios que, “de acuerdo con el proyecto enviado por la Secretaría de Planeación y Finanzas, se estima un presupuesto de 271 millones 605 mil 272 pesos, lo que significa una reducción del que se está ejerciendo en el 2020, que es de 286 millones de pesos, ya que si bien en el presupuesto del ejercicio anterior la propuesta había sido por 271 millones 605 mil 272 pesos, en el análisis del proyecto se tuvo una reasignación por 15 millones de pesos más, por lo que el presupuesto para este 2020 subió a 286 millones”.

A decir del legislador, “esto no puede ser, pues no solo no se tomó en cuenta el incremento por la inflación, sino que se redujo a como se hizo la propuesta original en el proyecto de presupuesto del ejercicio fiscal anterior”.

Por su parte, Ulibarri Ireta, al exponer el proyecto de la Máxima Casa de Estudios, habló de los problemas financieros que se tienen que enfrentar.

Dijo que “el presupuesto de la Universidad de Colima se compone principalmente por el subsidio federal que en proporción es de un 80%, adicionalmente se reciben fondos extraordinarios que principalmente van enfocados a la formación docente, estímulos a todo el personal académico que desde luego este año también se han visto reducidos sus montos, y para este 2021 tenemos una proyección de una disminución cercana al 41% de los estímulos al personal docente”.

Agregó que “de manera extraordinaria se reciben ingresos por cuotas, inscripciones y aranceles que pagan los alumnos al inscribirse en cada semestre; sin embargo, derivado de la pandemia por el Covid-19, la Universidad de Colima se solidarizó con su alumnado y ofreció un 20% de descuento por inscripción a todos sus estudiantes, lo que representó una merma”.

“Una fuente de financiamiento era la posibilidad que tenía nuestra Máxima Casa de Estudios de prestar servicios a la administración pública federal o estatal, incluso al sector privado, pero de igual forma, derivado de la pandemia, esta prestación de servicios se vio limitada y los ingresos propios de la Universidad de Colima en este rubro ha ido a la baja”, detalló.

La funcionaria universitaria explicó que “tenemos proyectos importantes, pero desafortunadamente dependen de presupuestos federales y la prioridad que tenemos es el tema de salud, entonces ahorita nos han tocado las restricciones económicas y la Universidad ha hecho esfuerzos, ha generado algunas economías, pero no las suficientes para compensar esas diferencias que tenemos derivadas de la autorización de nuestro presupuesto o de los ingresos extraordinarios que pudiéramos recibir”.

En ese sentido, añadió, “la Universidad tiene que hacer esfuerzos encaminados hacia la gratuidad, por lo que pido el apoyo de las y los legisladores, ya que la UdeC tiene la infraestructura y capital humano necesario para el desarrollo de Colima; sin embargo, falta el recurso económico”.

Mencionó que, “por la pandemia, el 2020 se convirtió en un año de retos, cerramos a partir de marzo, pero al interior seguimos trabajando, incluso integramos el Laboratorio de Diagnóstico Molecular para acortar el tiempo en la detección de casos de Covid-19 y establecer protocolos adecuados”.

Durante la reunión de trabajo, Ulibarri Ireta señaló que “es necesario tener como prioridad el presupuesto de la Universidad de Colima, pues de ello dependen una gran cantidad de bondades para el estado”.

A pregunta expresa de los y las legisladoras, destacó que “el presupuesto de la Universidad de Colima es 80% proveniente del Gobierno de México y el resto del estatal”, destacando que este último mantiene un adeudo por 163 millones de pesos, monto que de acuerdo con un convenio establecido, se entregarán antes de que termine el presente ejercicio fiscal.

El diputado Julio Anguiano señaló que “se hará un análisis objetivo para lograr un presupuesto adecuado para la máxima institución educativa del estado”.

Por su parte, el legislador Guillermo Toscano, secretario de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de los Recursos Gubernamentales, se comprometió a trabajar para lograr un presupuesto que atienda la mayor parte de las necesidades.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios