NASA critica a China por cohete sin control que cayó en el Índico

Restos del mayor cohete lanzado por China cayeron este domingo 9 de mayo en el Océano Índico y la mayoría de sus componentes se destruyeron al entrar en la atmósfera, poniendo fin a días de especulaciones sobre el lugar en el que impactarían, pero provocando críticas de Estados Unidos y de la NASA.

El máximo responsable de la NASA, Bill Nelson, hizo público un comunicado en el que critica duramente la gestión que hace China de estos cohetes:

“Está claro que China no está cumpliendo con los estándares responsables con respecto a su basura espacial”.

Y añade: “Es fundamental que China y todas las naciones y entidades comerciales con viajes espaciales actúen de manera responsable y transparente en el espacio para garantizar la seguridad, la estabilidad y la sostenibilidad a largo plazo de las actividades en el espacio exterior”.

Las coordenadas dadas por los medios estatales chinos, citando a la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China, sitúan el punto de impacto en el océano, al oeste del archipiélago de las Maldivas.

Los restos del Larga Marcha 5B han hecho que algunas personas miren con recelo hacia el cielo desde que despegó de la isla china de Hainan el 29 de abril, pero la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China dijo que la mayoría de los restos se quemaron en la atmósfera.

Medios de comunicación estatales informaron de que partes del cohete volvieron a entrar en la atmósfera a y cayeron en un punto con las coordenadas 72.47 grados de longitud este y 2.65 grados de latitud norte.

El comando espacial estadounidense confirmó el ingreso del cohete sobre la península arábiga, pero dijo que se desconocía si los restos impactaron en tierra o en el agua.

“La ubicación exacta del impacto y el alcance de los restos, ambos desconocidos en este momento, no serán divulgados por el Comando Espacial de Estados Unidos”, dijo en un comunicado en su página web.

El Larga Marcha fue el segundo despliegue del modelo 5B después de su vuelo inaugural en mayo de 2020.

El año pasado, piezas del primer Larga Marcha 5B cayeron en Costa de Marfil, dañando varios edificios, pero no hubo heridos.

“Los países que realizan actividades espaciales deben minimizar los riesgos para las personas y las propiedades en la Tierra de los regresos de objetos espaciales y maximizar la transparencia respecto de esas operaciones”, dijo el administrador de la NASA Bill Nelson, en un comunicado.

“Está claro que China no está cumpliendo las normas de responsabilidad respecto a sus desechos espaciales”, añadió.

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios