Mundo

Netanyahu: “El desfile LGBT+ de Jerusalén seguirá pese al Gobierno de ultraderecha”

Benjamín Netanyahu, ganador de las últimas elecciones de Israel y quien se encuentra formando el próximo Ejecutivo con sus aliados religiosos y de ultraderecha, garantizó este jueves que el “Desfile del Orgullo en Jerusalén continuará”, pese a la oposición de uno de sus próximos viceministros.

“El Desfile del Orgullo en Jerusalén continuará marchando. El Gobierno que encabezo no dañará a la comunidad LGBT ni a los derechos de todos los ciudadanos de Israel”, dijo en un comunicado el partido derechista Likud, que encabeza Netanyahu.

A principios de esta semana, Netanyahu llegó a un pacto de gobierno con Avi Maoz, líder del partido homófobo y ultrarreligioso Noam, a quien dará un cargo de viceministro y poder sobre una nueva entidad para promover la identidad judía del país.

Recientemente, Maoz dijo a la prensa local que “el Desfile del Orgullo de Jerusalén debería ser cancelado” y que se aseguraría de hacerlo, pues lo considera una “marcha de abominación pública”.

Sin embargo, reconoció que la anulación de este desfile no formó parte de sus acuerdos de coalición con Netanyahu.

Noam, una organización más bien pequeña conocida por sus posturas anti-LGTBI, su conservadurismo religioso y sus posiciones de extrema derecha, se presentó en las elecciones del pasado 1 de noviembre con la coalición Sionismo Religioso, junto a dos otros partidos de los líderes ultraderechistas Bezalel Smotrich e Itamar Ben Gvir.

Tras los comicios, la coalición -que se convirtió en la tercera fuerza política del país- se separó en las 3 fuerzas que la integraron, y cada una ha negociado por su cuenta su inclusión en el futuro gobierno.

Maoz acordó con Netanyahu un puesto de viceministro al frente de un nuevo organismo de promoción y defensa de la identidad judía del país, que él mismo había pedido y que se encargará de encabezar.

También controlará Nativ, entidad que gestiona la inmigración a Israel desde países de la antigua Unión Soviética.

Este pacto provocó el rechazo del primer ministro saliente, el centrista Yair Lapid, quien denunció que Maoz se opone a que las mujeres ocupen altos cargos o participen en el Ejército, y apoya la terapia de conversión para personas LGTB+.

Cada año desde 2002, Jerusalén celebra una colorida marcha del Orgullo, generalmente en medio de un fuerte dispositivo de seguridad. En 2015, una joven de 16 años fue asesinada durante el desfile por un extremista ultraortodoxo.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba