“No más violencia en contra de las mujeres”: Inger Díaz Barriga

La mexicana Inger Díaz Barriga fue galardonada en Madrid por el rey de España, Felipe VI, en la edición XXXVIII de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, por su trabajo “Calladitas nunca más”, podcast emitido por Univisión Noticias Digital.

El jurado valoró la labor de la periodista reconocida en la categoría Cultural y de Desarrollo Social como un “interesante documento sonoro”, en formato podcast, que revive las manifestaciones de mujeres mexicanas que se hacen oír respecto a la violencia de género. Un trabajo que cuenta con los testimonios de víctimas y agraviadas que “reflejan la indignación contra la violencia machista que recorre Latinoamérica”.

Felipe de Borbón declaró que los galardones son “unas distinciones que asumen una promoción del mejor periodismo y lo hacen en un espacio cultural que abarca todos los continentes, impulsando la mayor cantidad del trabajo. Es un reconocimiento al trabajo bien hecho que tiene más valor en estos tiempos difíciles por la pandemia”.

“Calladitas nunca más” se remonta años atrás, cuando Díaz Barriga vivía en Miami y empezaba el movimiento Mee Too, dice en entrevista. “Pensaba mucho en lo difícil que sería que pasara algo así en México, pero un par de años después replicó en el país y se volvió viral. Entonces me di cuenta de lo difícil que resultaba en todo el mundo digerirlo, empezando por mí misma”.

La periodista quería entender qué estaba pasando cuando “vino el suicidio de Armando Vega Gil y toda esta sensación de que la violencia contra la mujer es una tragedia mayor, está ocurriendo en tiempo real, los estamos viendo todos y no estamos entendiendo verdaderamente de dónde viene”.

Al surgir las marchas de mujeres, que la periodista considera un acto legítimo, trató de entender el contexto y los antecedentes de lo que estaba ocurriendo. Empezó a entrevistar a quienes habían participado en las marchas, así como en el movimiento Mee Too en 2019, e incluso a quienes habían tenido que ver con el hashtag #MiPrimerAcoso.

“Poco a poco pude empezar a armar este rompecabezas que terminaba por legitimar esa rabia y advertir que hay una serie de circunstancias que hacen que las mujeres lleguemos a ese sentimiento de impotencia, a ese punto en el que parece que no hay otra forma de que el gobierno voltee a mirar y asuma la responsabilidad de hacer algo para resolver el problema”, indica la entrevistada.

“Calladitas nunca más” es una serie de tres podcasts de alrededor media hora cada uno, explica Díaz Barriga. “Empezamos a hablar de los estallidos del 2019 con las manifestaciones en donde se quemaron comisarías y se destrozaron estaciones de Metrobús y todo esto. Después nos vamos para atrás para entender qué es lo que pasó en el Mee Too, con #MiPrimerAcoso y con el intento que hizo Carmen Aristegui a invitar a mujeres prominentes en sus áreas de acción para hablar de sus casos de violencia y que nadie quiso mirar, además de que tuvieron que cargar con un juicio muy fuerte de parte de la sociedad”.

El último podcast aborda eventos ocurridos antes de que iniciara la pandemia, agrega, “cuando hubo casos muy fuertes de violencia contra las mujeres, como los feminicidios de Ingrid Escamilla o la niña Fátima Cecilia. Hubo otros que se juntaron en un periodo muy corto y que tuvieron a la sociedad absolutamente crispada hablando de ese tema”.

Visibilizar el tema

Si en la pandemia la violencia contra mujeres se ha incrementado, de acuerdo con la periodista, “también ha evidenciado que incluso una pandemia no es suficiente para detener todo lo que se está moviendo a partir de esta toma de conciencia. Independientemente de la pandemia, es impresionante ver cómo hay un montón de mujeres, y cada vez más, haciendo lo que pueden en las condiciones que haya que hacerlo, buscando la forma de visibilizar la violencia”.

Si algo le parece importante del premio, es que “en este momento, en medio de la pandemia, se vuelve a poner en la mesa de discusión este tema, nos mueve a decir: esto sigue siendo algo que tenemos que solucionar, discutir y tratar de entender. No basta con decir: no estoy de acuerdo con esto, no me representa, pobres mujeres locas, histéricas, enojadas… No es eso, es algo mucho más profundo. Esto da una oportunidad de volver a hurgar en el tema”.

Convencida de que hay muchas formas de feminismo, Inger Díaz Barriga asegura que “si hay un punto en el que estamos todas de acuerdo es: no más violencia en contra de las mujeres. Y no más violencia de raíz. No son solo los golpes: son los micromachismos, una serie de cosas que damos por normales y que son las que luego permiten que la cosa escale a tal grado que un día tu pareja o tu expareja te mate porque puede”.

Mejor periodismo

Felipe de Borbón declaró que los galardones son “unas distinciones que asumen una promoción del mejor periodismo y lo hacen en un espacio cultural que abarca todos los continentes, impulsando la mayor cantidad del trabajo. Es un reconocimiento al trabajo bien hecho que tiene más valor en estos tiempos difíciles por la pandemia”.

El rey de España destacó, además, que “muchas veces, los periodistas llegan a aponer en riesgo su propia existencia y la de sus familias”, por lo que recordó a aquellos que han perdido la vida en el ejercicio de este trabajo.

Señaló que “los premiados engrandecen la profesión y nuestra identidad en español y portugués”, y que demuestran que “nuestro periodismo está vivo, que refuerza los derechos y libertades de nuestras sociedades”.

También afirmó que el ADN del periodismo se halla en la faceta de la verificación de datos, que detectan las noticias falsas, que en estos tiempos se expanden con mayor celeridad.

“El Covid está acelerando la comunicación. Los periodistas son más necesarios que nunca, la verificación de datos es un pilar fundamental en la construcción de certezas”, expresó el monarca.

La vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, destacó la calidad de los premios que, entre otras cosas, sirven para acabar con noticias falsas, “lo que no ayuda a la convivencia porque destruye valores muy delicados como la honorabilidad, por eso estos galardones son importantes ya que se dirigen a la calidad y llevan el mejor nombre que podemos ofrecer desde nuestro país. Uno premios llenos de prestigio a los que le queda una larga vida”.

Los galardonados de España, Colombia, Cuba, Chile, Guatemala, México y Portugal recibieron el premio de manos del rey Felipe VI, en un acto que se desarrolló en la Casa de América, en Madrid.

Algunos de los premiados fueron: Jhon Torres Martínez y su equipo, que recibieron el Premio Iberoamericano de Periodismo por “Migrantes-resistir en medio de la pandemia”, un reportaje publicado por el diario colombiano El Tiempo.

Juan David Cardozo recibió el premio de Radio por “Cliver Alcalá- El general (r) venezolano que confesó su plan para asesinar a Nicolás Maduro”, una entrevista en vivo en W Radio Colombia.

El trabajo Leonardo Padura, una historia escuálida y conmovedora, de la cubana Nayare Menoyo, recibió el premio de Televisión, y el Periódico de Guatemala, con 25 años de historia, fue reconocido con el Premio al Medio Destacado de Iberoamérica.

Los premios valoran la labor informativa de los profesionales informativos en lengua española y portuguesa. Se conceden anualmente desde el año 1983, en el que fueron creados por la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Además, Felipe VI entregó el Premio Don Quijote de Periodismo, que en su XVII edición recayó en el cubano Carlos Manuel Álvarez Rodríguez por el artículo “Tres niñas cubanas”, publicado en la revista cubana El Estornudo el 23 de febrero de 2020.

Con información de Milenio

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios