Obra de Salvador Elizondo busca conectar con el público juvenil

Ediciones Era lanzará hoy la edición de bolsillo de Elsinore. Un cuaderno, de Salvador Elizondo (1932-2006), con una charla virtual a las 18:00 horas, en la que participarán Gonzalo Lizardo, Raquel Serur y José Luis Martínez S.

El volumen, que es una de las piezas más intrigantes del autor mexicano, busca conectar con el público juvenil y garantizar la vigencia de una novela autobiográfica que ha sido definida como “la memoria del sueño”.

«Esta edición de bolsillo es muy atinada porque permitirá que muchos jóvenes puedan tener acceso al libro; y la portada fue un gran acierto, al colocar a la actriz Jane Rusell, que protagonizó la cinta The Outlaw, detalló la escritora y artista visual Paulina Lavista en entrevista con Excélsior».

«Recordemos que Ediciones Era es un sello editorial en el que Salvador trabajó desde Narda o el verano, de manera que acepté esta edición de bolsillo para todo el mundo, por una cuestión democrática”, dijo vía telefónica.

Con esta nueva edición de la novela publicada originalmente en 1988, los lectores podrán tener contacto con ese autor que gozaba de una gran imaginación y cultura literaria, apunto, “debemos aclarar que este libro es una experiencia personal que él tuvo, una aventura juvenil y un relato que él me contaba mucho, en la que él escapó del internado y yo le insistí en que lo escribiera”.

Así que con esta historia verídica que concretó en 70 cuartillas, es posible acercarnos a esa novela que le fascinaba a Octavio Paz, “él consideraba que era una de las mejores novelas que se había escrito en México, sobre cómo describe el mundo que vivió cuando era niño”.

Lavista comentó que Elizondo estaba en quinto grado de primaria y llevaba calificaciones destacadas en el Colegio México, ubicado en la calle de Mérida, cuando sus papás iniciaron un complejo divorcio. Entonces, decidieron enviar al niño a Estados Unidos y lo internaron en Elsinore Naval and Military School de California, una escuela militar.

Entonces pensó que era un castigo, pero se adaptó pronto y adquirió la lengua inglesa, lo que le permitió, años después, leer de forma más cercana a autores como James Joyce. Fue una época que lo marcó en muchos sentidos y fue muy importante que tuviera una catarsis con esta novelita”.

Un dato que pocos lectores conocer sobre esta novela es que antes de concluirla, Salvador Elizondo suprimió un capítulo completo. “Él tuvo la audacia de quitar un capítulo a la novela para no caer en el sentimentalismo. En la novela hablaba de su best friend, llamado Fred, quien fue enviado a la guerra de Vietnam y terminó malherido en un hospital de veteranos”.

«Pero aquel capítulo era dramático y no pertenecía al espíritu del libro, que era un despertar a la vida y a la sexualidad de los adolescentes. Entonces, fue curioso cómo tuvo la audacia de cortarle aquel capítulo completo para que la novela quedara redonda en su narración”, agregó la también viuda del ganador de los premios Xavier Villaurrutia (1965) y Nacional de Ciencias y Artes (1990) y autor de Farabeuf o la crónica de un instanteEl hipogeo secreto y Narda o el verano, entre otros».

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios