Mundo

Ordena Gobierno libio racionalizar el gasto público por polémica auditoria

El primer ministro del Gobierno de Unidad Nacional (GNU) de Libia, Abdulhamid Dbeibah, ordenó a los funcionarios de su administración “racionalizar” el gasto público relacionado con viajes, alojamiento y dietas tras la polémica sobre los excesos registrados en la última auditoria del Presupuesto del Estado de 2021.

“Esto se produce en el marco de un plan para racionalizar los gastos de consumo y movilizar los recursos para implementar varios proyectos de desarrollo estratégico”, declaró la oficina del Primer Ministerio en una circular publicada el domingo (25) y recogida hoy por la prensa local.

Asimismo, prohibió a los funcionarios y empleados de ministerios recibir u ofrecer regalos, teléfonos móviles, ordenadores y vehículos al tiempo que estableció límites en el presupuesto destinado a las dietas, billetes de transporte y estancias.

En esta línea, el texto anunció la suspensión a partir de noviembre de todos los servicios de catering a excepción de bebidas calientes y agua mientras que los vuelos en primera clase se limitarán a los ministros y el resto de funcionarios deberán ceñirse a misiones oficiales cuya duración de viaje no excederá los cinco días “salvo en caso de necesidad”.

Estas medidas se implementan días después de que la Oficina de Auditoría publicara su informe sobre el presupuesto de 2021, con cerca de un millar de páginas, en el que se recogen prácticas financieras “dudosas” por parte del Gobierno de Debeibah, basado en Trípoli.

Según éste, los ingresos, que provienen principalmente de la producción y exportación de hidrocarburos, superaron los 20,600 millones de euros mientras que los gastos ascendieron a 17,800 millones.

El dirigente por su parte acusó a este órgano de querer “ensuciar” la imagen del Ejecutivo y calificó el informe de “politizado”.

Con información de EFE

Botón volver arriba