Imagen de EFE.

Origi hace líder al Liverpool casi al final del partido

Divock Origi se vistió, una vez más, de héroe del Liverpool y dio el gol de la victoria a su equipo contra un correoso Wolverhampton Wanderers sobre la bocina para hacer líder al conjunto Red (0-1).

Los de Jürgen Klopp, a ultimísima hora (minuto 95), no perdieron la oportunidad de pasar en la tabla al Chelsea y colocarse líderes de la Premier League después de la derrota de los Blues contra el West Ham United. Ahora la pelota está en el tejado del Manchester City, que podría arrebatarles el primer puesto con una victoria en Watford.

El gol de Origi en el minuto 95 terminó con un infierno de partido para el Liverpool, que parecía maldito de cara a gol, sobre todo después de que Diogo Jota fallara una de las ocasiones más claras en la historia reciente de la Premier League al no ser capaz de definir a puerta vacía tras un error de José Sá.

El arquero salió a lo loco, no se entendió con su defensa y dejó solo, a puerta vacía, a Jota, un ex del Wolves.

El portugués condujo de más, se llenó de balón y cuando ya había 2 jugadores bajo la portería, a la desesperada, eligió fuerza en lugar de colocación y se estrelló con Coady. No se lo podía creer Jota, que venía de hacerle 2 tantos al Southampton y uno al Everton.

Mientras tanto, los de Bruno Lage se encomendaron a un Adama Traoré que estuvo muy bien, pero al que le faltó acierto de cara a gol. Lo mismo que a la dupla Mohamed Salah-Sadio Mané. El senegalés tuvo el 0-1 en sus botas en un disparo a bocajarro que le taponó Sá, pero el que apareció como héroe fue Origi, el delantero olvidado de este equipo. A un minuto del final, el belga definió una jugada de Salah por una banda con un remate a la media vuelta en el área pequeña

Con información e imagen de EFE

Print Friendly, PDF & Email