Colima

Pega a Cruz Roja de Tecomán aumentos en costo de insumos y gasolina

Mario López Ortiz, presidente del Consejo de Administración de la Cruz Roja de Tecomán, advirtió que con el aumento que han tenido insumos como gasolina, medicamentos o el salario mínimo, la institución verá afectadas sus finanzas porque debe pagar, además de salarios de personal no voluntario, mantenimiento de equipos o del edificio que ocupa.

En una entrevista y tras recordar que en el último presupuesto la alcaldía no los consideró para recibir apoyo como a varios patronatos, López Ortiz señaló que la participación que les entrega el Gobierno del estado apenas alcanza para cubrir gastos en sueldos y salarios.

“Tenemos algunos voluntarios, son pocos, pero les reconocemos porque es una labor altruista. Sin embargo, subió 2 pesos la gasolina y eso vine a repercutir en el servicio, aparte de medicamentos y reparaciones de las ambulancias, porque ningún taller nos regala nada, salvo una vez la Nissan que nos reparó gratuitamente una unidad”.

Recordó que la Cruz Roja ofrece sus servicios con un costo de recuperación, porque compra sus insumos, incluido el medicamento. “Todo lo tenemos que adquirir y se cobra prácticamente al costo: el servicio de curaciones o inyección, la consulta se cobra también porque tenemos personal remunerado”.

En cuanto al subsidio del ayuntamiento tecomense, lamentó: “No se nos apoyó. Estuvimos hace 3 años pero desconozco por qué no entramos en esa participación, pero un peso que tengamos en la bolsa nos ayuda, créanlo; todo el recurso que ingresa es para el suministro de un material que necesitamos”.

Lamentó que muchas veces, los usuarios tienen una mala opinión de la Cruz Roja porque se cobran los servicios, desde pruebas de laboratorio, hospitalización, suturas, inyecciones, curaciones menores o el suero antialacránico. “Es caro, a nosotros no nos lo regalan”.

Mario López Ortiz aseguró estar consciente de que exista molestia entre los usuarios cuando no se atiende un llamado de emergencia, pero recordó que la institución está obligada a seguir protocolos que el mismo Gobierno federal establece.

“Tienen que hacer el llamado al 911, eso Cruz Roja no lo puso, es a nivel federal; tienen que contestar algunos cuestionamientos para que el brigadista que atenderá sepa qué se va a llevar en la mano y deben ir preparados”, explicó.

Confió en que la gobernadora Indira Vizcaíno escuche a la institución y haya un mejor presupuesto para la Cruz Roja, aunque comentó que la gente no tiene que esperar a la colecta para hacer una aportación a la institución, “pueden hacerlo en cualquier momento y se les da un comprobante deducible de impuestos”.

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba