Mundo

Pide Comisión Europea limitar quema de gas para reducir emisiones de metano

La Comisión Europea presentó este miércoles (15) la primera propuesta legislativa de la UE para reducir las emisiones de metano y, entre las medidas que contiene, propone limitar a casos excepcionales la quema y venteo de gas.

La iniciativa presentada por la Comisión, sólo permitirá esta práctica, que libera metano a la atmósfera, bajo “circunstancias estrictamente definidas”.

Además, los gobiernos del bloque tendrán que diseñar planes de mitigación de metano en los que también esté recogida la medición de emisiones en minas abandonadas y pozos inactivos.

La propuesta, que todavía deben aprobar los Estados y los Estados miembros, es la primera legislación europea sobre metano y nace al calor de la cumbre climática COP26 de Glasgow (Reino Unido) del pasado noviembre, donde un centenar de países se comprometieron a reducir esta década un 30% las emisiones de ese gas de efecto invernadero.

Otra novedad que introduce la normativa comunitaria es que exigirá a las compañías activas en los sectores de gas y carbón a cuantificar, informar y verificar todas las emisiones de metano, al tiempo que propone “normas estrictas” para detectar y reparar posibles fugas de este gas.

Por otro lado, con respecto a las importaciones de energía la Comisión Europea exigirá a las empresas europeas que compren combustibles fósiles en la exterior información sobre cómo sus proveedores miden, verifican y mitigan las emisiones de metano.

Esto estará acompañado por dos “herramientas” de transparencia para contrastar los esfuerzos de países y empresas a escala global para recortar las emisiones de metano: una base de datos por importadores y otros operadores disponible para el público y un instrumento de supervisión de los puntos de emisión tanto dentro como fuera del bloque.

Esta iniciativa en favor de la transparencia será complementada por “diálogo diplomático” de la UE son socios internacionales y la intención de revisar el reglamento sobre metano en 2025 para “introducir medidas más estrictas en las importaciones de combustibles fósiles”.

Captura y almacenamiento de CO2

La Comisión presentó también una comunicación para orientar a los Estados miembros en otro de los ámbitos para frenar el cambio climático que, junto con la reducción de emisiones de metano, ha cogido fuerza desde la COP26 celebrada en Glasgow: la captura y almacenamiento de CO2.

Bruselas quiere que para 2030 la agricultura absorba 42 millones de toneladas de CO2 a través de la reforestación, de la creación de nuevas masas forestales, la agrosilvicultura, el barbecho, la restauración de humedales o la mejora del carbono orgánico del suelo, y que el almacenamiento capture otros 5 millones de toneladas, que se sumarían a los sumideros naturales como océanos y bosques.

Y para ello desarrollará “un mercado interior para capturar, utilizar y almacenar carbono y la necesaria infraestructura de transporte transfronterizo de CO2”.

El Ejecutivo comunitario financiará esa tecnología con el Fondo de Innovación, que se nutre del sistema de comercio de emisiones ETS y tiene cada vez más dotación a medida que sube el precio de tonelada de CO2 emitida, que ha pasado de 15 euros antes de la pandemia hasta 90 euros recientemente.

Otra pata de esta estrategia pasa por fomentar la utilización circular del carbono capturado, ya que parte puede utilizarse para generar combustibles sintéticos, plásticos, cauchos, químicos y otros materiales avanzados.

Para finales de 2022, la Comisión presentará un marco de regulación para la certificación de las eliminaciones de carbono basado en “normas y requisitos de contabilidad de carbono sólidos y transparentes para controlar y verificar la autenticidad y la integridad medioambiental de las eliminaciones de carbono sostenibles de alta calidad”.

Con información e imagen de EFE

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba