Mundo

Pide Petroperú a indígenas liberar a 4 trabajadores retenidos en la Amazonía

La petrolera estatal peruana Petroperú exhortó este jueves (27) a los miembros de la comunidad amazónica de Shoroya Nuevo a que liberen a 4 trabajadores de la compañía que retienen desde el lunes pasado, cuando ingresaron a una zona afectada en septiembre por un derrame de petróleo.

Petroperú exhorta a las autoridades comunales y a los pobladores de la comunidad nativa Shoroya Nuevo a permitir el libre tránsito a los trabajadores retenidos y retomar el diálogo para proceder con la limpieza, remediación ambiental y otras actividades operativas en un clima de tranquilidad y paz social”, señaló la empresa en un comunicado.

La petrolera también hizo un llamamiento a las autoridades “para que, de acuerdo a sus competencias y atribuciones, intervengan a fin de recuperar el orden y la tranquilidad imprescindibles para continuar con los trabajos necesarios en la zona”.

La compañía remarcó que los comuneros están violando los “derechos humanos básicos de libertad y libre tránsito”, y que su personal acompañaba a miembros del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) luego de que el Gobierno Territorial Autónomo Chapra (Gtach) brindase las garantías para su ingreso.

Añadió que los representantes del OEFA pudieron retirarse, pero la comunidad de Shoroya Nuevo “ha condicionado la salida de los trabajadores retenidos a una serie de exigencias como el pago de jornales exorbitantes (y) la contratación sin proceso de selección de la empresa que avala la comunidad”.

Aseguró que también piden “el pago por supuestas labores de vigilancia que, según afirman, habría realizado un grupo de pobladores en la zona de la contingencia desde el 10 de setiembre, no habiendo cumplido con remitir las evidencias de estas labores”.

Indígenas confirman retención

Fuentes de la comunidad indígena confirmaron el pasado martes (25) a EFE que los trabajadores habían sido retenidos en protesta contra la compañía, a la que acusan de no responder de manera adecuada para remediar varios derrames de crudo del Oleoducto Norperuano.

El último vertido se produjo el 16 de septiembre pasado en la quebrada Cuninico y se extendió hacia el río Marañón, que permanece bloqueado desde principios de octubre por comuneros que exigen a Petroperú y al Estado que atienda sus demandas.

Según pudo conocer EFE, los 4 retenidos son un supervisor ambiental, un supervisor de relaciones comunitarias y un auxiliar de Calidad, Salud, Seguridad y Medio Ambiente de Petroperú, así como un motorista de embarcación fluvial de la empresa Servum.

La presidenta de la nación Chapra, Olivia Bisa, señaló a EFE que esta situación le “preocupa bastante” y reconoció que todos tienen “derecho a la libertad”, pero dijo que “la desesperación al no tener ninguna respuesta hace que la población decida este tipo de acciones”.

Con información de EFE

Botón volver arriba