Mundo

Pide presidente argentino desterrar discursos de odio tras atentado a vicepresidenta

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, abogó nuevamente este martes (6) por no dar cabida a los “discursos de odio” en el marco de los cuales, según su análisis, se ha registrado el reciente intento de asesinato a la vicepresidenta del país, Cristina Fernández.

“La Argentina está lastimada. No es para menos. La memoria democrática no recuerda una imagen tan tremenda como aquella que vimos cuando alguien martilló una pistola a escasos centímetros de la cabeza de nuestra vicepresidenta”, afirmó el jefe de Estado.

El mandatario reiteró su repudio a la “tentativa de homicidio” sufrida el pasado jueves por Cristina Fernández, cuando un hombre apuntó un arma en dirección a la vicepresidenta y gatilló, sin que saliera el disparo.

Al dar un discurso en la convención anual de la Cámara Argentina de la Construcción, el presidente resaltó que, “como consecuencia de un milagro o de una falla mecánica, el homicida no logró su objetivo”.

Según el mandatario, quien “intentó llevar adelante un magnicidio”, detenido e identificado como Fernando Sabag Montiel, “no es un monstruo escapado de alguna tierra lejana, ni viene de otra galaxia ni nació marcado para ser asesino”.

“Es uno que vive con nosotros, un joven, un miembro de nuestra nación, de nuestra comunidad, de nuestro país, que un día se ubicó por fuera de los márgenes de la democracia, lleno de odio, de violencia y de rencor, y rompió nuestro acuerdo de convivencia, nuestro pacto democrático”, aseveró el presidente.

Alberto Fernández sostuvo que desde hace muchos años se observa “cómo el discurso de odio y las expresiones violentas fueron volviéndose moneda corriente” en los medios de comunicación y en espacios públicos en Argentina.

Afirmó que el pedido de un fiscal el pasado 22 de agosto en un juicio oral para que la vicepresidenta sea condenada a prisión por presunta corrupción es “solo una acusación y, por lo tanto, la acusada, entre comillas, merece ser considerada inocente porque ninguna sentencia judicial la ha condenado”.

“Sin embargo, ello basta para que dirigentes opositores alcen discursos impiadosos en redes sociales y en medios de comunicación. Así se construyen las condenas sociales”, sostuvo.

Lamentó que se naturalice “tanta infamia” y que la “decrepitud de los discursos antidemocráticos” domine los espacios mediáticos y las redes sociales.

Alberto Fernández indicó que, para garantizar la convivencia democrática, no se le debe dar “más espacio a los cultores del odio, a los que se valen de la libertad de opinar para difamar y desalentar al pueblo”.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba