Colima

Pide Sindicato para incremento del 7.3%, ajuste financiero y racionar gasto público

Tras mencionar que durante la presente semana se retomará la negociación para el incremento salarial de los burócratas estatales, el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio de Gobierno del Estado (STSGE), Martín Flores Castañeda, aseguró que, racionando el gasto en áreas que en donde no es prioritario y haciendo un ajuste financiero, Gobierno del estado puede otorgar hasta un 7.3% de aumento salarial a sus trabajadores.

“Para la parte patronal es mucho más cómodo no meterse al tema de la racionalidad y ajuste financiero y sacrificar a los trabajadores tal cual; es lo más cómodo, pero la posición más comprometida con el ser humano es que mis trabajadores, como lo hizo el gobernador de Jalisco, como lo hizo el presidente de México con sus trabajadores tanto federales como magisteriales, es hacer un esfuerzo financiero sin poner en riesgo las finanzas del estado”, expresó en una entrevista.

El dirigente sindical señaló que su gremio acreditará ante la autoridad estatal que se puede otorgar dicho incremento, pues la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos contempla una partida de previsión salarial, la cual este año es de 68 millones de pesos.

Recordó que el monto que invertiría Gobierno del estado para el pago de cada punto porcentual de incremento a los trabajadores es de 4.6 millones de pesos al año.

En ese sentido, Martín Flores añadió que son 32 millones de pesos al año lo que le costaría al Poder Ejecutivo estatal, satisfacer la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de sus trabajadores.

Refirió que hay ejemplos de que sí se puede otorgar dicho incremento, como es el caso de Jalisco, donde su gobernador anunció un 8.5% de incremento salarial a sus trabajadores; mientras que al magisterio nacional se les 7.5%.

“En nuestro caso, estamos pugnando porque el Gobierno estatal haga un esfuerzo para racionar el gasto en áreas donde no es prioritario, y darle prioridad, como dice la propia Ley de los Trabajadores y la Constitución misma, que el salario de los trabajadores es sagrado, y por lo tanto se debe recuperar la pérdida del poder adquisitivo”, apuntó.

Consideró que no es necesario bajar el sueldo de funcionarios públicos ni disminuir las salidas o viajes de los mismos por temas relacionados con el cargo que desempeñan. En cuanto a los rubros en donde sería necesario hacer los ajustes financieros, Martín Flores dijo que eso se abordará en la mesa de negociación, “no lo puedo adelantar, les digo con alguna frustración personal, que en su momento, si ellos no aceptan la propuesta sindical, la haremos pública”.

De igual manera, rechazó que se pudiera aceptar un aumento escalonado, es decir, que quienes más ganan reciban un incremento menor y para quienes ganen menos el aumento sea mayor, pues la pérdida del poder adquisitivo es igual para todos, pero además en su escalafón las diferencias salariales son mínimas, “no hay una diferencia abismal, como sí las hay en otras entidades públicas o empresas”.

Finalmente, Flores Castañeda aseguró que con esta situación del incremento salarial, más que molestia por parte de los trabajadores, existe frustración, “porque nunca habíamos sido tratados de esta manera; es decir, que de entrada se diga que no hay recursos para hacer un esfuerzo de recuperar la pérdida del poder adquisitivo y que por habernos dado incrementos por arriba de la inflación en años anteriores hoy podemos soportar que el quebranto financiero se pague con el sacrificio de los trabajadores”.

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba