Site icon El Comentario

Piden que Comapat detenga fuga de agua negras en Boca de Pascuales

Ramaderos del balneario Boca de Pascuales, en Tecomán, piden a las autoridades que reparen una fuga de aguas negras que lleva días; se trata de una alcantarilla que desborda este líquido altamente contaminante, mismo que corre a la boca del estero, el cual a su vez desemboca en el mar.

Al respecto, la restaurantera Karla Domínguez pidió que personal de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Tecomán (Comapat) arregle el problema que ya comienza a tener efecto en los bañistas.

“De por sí trabajamos al 50% por la pandemia  y este tipo de problemas nos resta mucho, es un derrame constante de aguas negras y además huele muy mal, da mala imagen y es insalubre”, comentó.

La “Enramada Karla” es una de las más cercanas al derrame de aguas negras, pero son otras dos las que sufren directamente las consecuencias, además de varios domicilios.

“Ojalá nos ayuden para que la gente no se vaya, esas aguas corren al estero y desembocan en el mar, cuando no está abierta la boca se estanca, pero hay personas que se meten ahí, donde está el agua estancada, no hay movimiento del agua y la gente se enroncha”, explicó.

Por ahora, la boca del estero está abierta, por lo que las aguas corren al mar. “Les pedimos que no se bañen en el estero, hay gente que sí sale con ronchas, ojalá que nos ayuden porque es un riesgo con los niños y en general para la gente”, indicó Karla Domínguez.

Recordó que dentro de poco habrá más afluencia de visitantes debido a la Semana Santa y Pascua, por lo que el problema tiene preocupados a los ramaderos. “A esto le sumamos que tenemos el problema de que la calle principal tiene muchas luminarias en mal estado, es otra situación que afecta la atención al turista”, dijo para concluir Karla Domínguez.

Exit mobile version