Basílica de Santa Sofía, de Estambul, será nuevamente una mezquita

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) advirtió que su Comité de Patrimonio Mundial revisará el estatus de la Basílica de Santa Sofía, después de que el presidente turco Tayyip Erdogan declaró que el antiguo monumento de Estambul, hasta ahora museo, será una mezquita de nuevo.

Erdogan hizo el anuncio poco después de que un tribunal superior dictaminó que la conversión del edificio del siglo VI en un museo en 1934, por Mustafá Kemal Ataturk, fundador de la moderna república secular turca, era ilegal.

La Unesco dijo que esa decisión planteaba cuestiones sobre las repercusiones de su valor universal como sitio de importancia que trasciende las fronteras y las generaciones, que es necesario incluir en su preciada lista de sitios del patrimonio mundial.

Los países deben notificar al organismo cultural de Naciones Unidas cualquier cambio en el estado de un sitio, lo que dará lugar a una revisión por parte de su Comité del Patrimonio Mundial si es necesario, dijo en una declaración.

«Es lamentable que la decisión turca no haya sido objeto de diálogo ni de notificación previa», dijo el organismo cultural de las Naciones Unidas en un comunicado.

«La Unesco pide a las autoridades turcas que inicien un diálogo sin demora para evitar un retroceso en el valor universal de este patrimonio excepcional cuya preservación será revisada por el Comité del Patrimonio Mundial en su próxima sesión», dijo.

El sitio fue el centro de los imperios bizantino cristiano y otomano musulmán y es hoy en día uno de los monumentos más visitados de Turquía, venerado tanto por los cristianos como por los musulmanes.

Estados Unidos, Rusia, Grecia y los líderes de iglesias cristianas habían instado a Turquía a mantener el estatus de Santa Sofía como museo.

El papa Francisco dijo este domingo 12 de julio que estaba dolido por la decisión de Turquía de convertir el museo de Santa Sofía de Estambul en una mezquita, sumándose a otros líderes religiosos que han rechazado la medida.

«Mis pensamientos están con Estambul. Pienso en Santa Sofía y me duele mucho», dijo durante su bendición semanal en la Plaza de San Pedro.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios