Ponen en marcha proyecto de Red de Emergencia de Información sobre el Agua

Académicos de la Universidad de Colima, en coordinación con investigadores y especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Loughborough, en Inglaterra, han desarrollado y puesto en marcha exitosamente el proyecto Red de Emergencia de Información sobre el Agua (EWIN, por sus siglas en inglés), el cual busca predecir inundaciones en tiempo real a fin de evitar catástrofes y pérdidas humanas.

Lo anterior fue dado a conocer por el profesor investigador de la Facultad de Telemática de la UdeC, Raúl Aquino Santos, en el marco del Taller Internacional de la Red de Emergencia de Información sobre el Agua, realizado en la ciudad de Colima, con la participación de académicos y especialistas en el tema; con representantes de instancias de Gobierno estatal y federal, así como de la iniciativa privada.

En entrevista, el universitario informó que ese proyecto se viene desarrollando desde hace tres años con el apoyo financiero del Global Challenges Research Fund, un programa del Gobierno británico que busca responder a retos globales, por un total de 1.6 millones de libras esterlinas (cerca de 40 millones de pesos).

Parte de los requisitos de ese fondo internacional, añadió, es que los proyectos que reciben dicho apoyo puedan comercializar su producto final, por lo cual participan en la Red de Emergencia de Información sobre el Agua (EWIN), además del sector académico, autoridades de los tres niveles de Gobierno y dos empresas: Dynamic Flow Technologies de Inglaterra, así como Sistemas y Telecomunicaciones Digitales (Siteldi), de Colima.

Al explicar en qué consiste el proyecto, Aquino Santos mencionó que actualmente se cuenta con ocho estaciones meteorológicas y ocho estaciones de monitoreo del nivel de los ríos, así como una serie de estaciones portátiles o sensores (drifters, por su nombre en inglés) que almacenan la información conforme se mueven las corrientes fluviales. “Los drifters se comunican a través de tecnología inalámbrica y nos pueden dar la información en tiempo real, con la finalidad de alertar lo más pronto posible a la población y evitar pérdidas humanas”, explicó.

Detalló que esos instrumentos de medición arrojan diversos niveles de alerta según las probabilidades de una inundación: el color verde es el nivel más bajo, seguido del naranja y por último el rojo. De esa manera, comentó, en coordinación con las autoridades de la Unidad Estatal de Protección Civil y la Conagua, será posible evitar las consecuencias fatales de una inundación con hasta 30 o 40 minutos de anticipación.

“Nosotros, como investigadores le proporcionamos la información en tiempo real a Protección Civil, con base en lo cual nuestras autoridades ponen en marcha los protocolos de evacuación o las medidas de prevención que consideren más apropiadas”, agregó.

En el marco del Taller Internacional de la Red de Emergencia de Información sobre el Agua, que se realizó los días 20 y 21 de enero, participaron autoridades como la directora local de la Conagua, Tanya Román Guzmán; Ricardo Ursúa, de la Unidad Estatal de Protección Civil; los legisladores federal y local, Liduvina Sandoval y Rogelio Rueda; el presidente de Villa de Álvarez, Felipe Cruz Calvario, y el director del Instituto para el Medio Ambiente y el Desarrollo Sustentable del Estado de Colima (Imades), Erick Guzmán.

“Las autoridades que participaron en el taller se han manifestado interesadas en que el proyecto reciba apoyo para continuar su operación, ya que la etapa experimental termina el 30 de abril, y de ahí en adelante se busca comercializarlo”, dijo.

El entrevistado comentó que, durante los últimos tres años que ha funcionado el proyecto, las autoridades que se involucraron desde el inicio han corroborado que los datos arrojados por los diferentes dispositivos de monitoreo son precisos y confiables. “De hecho, la Conagua ya los ha utilizado como respaldo para solicitar recursos en diversas acciones de prevención”, enunció.

Raúl Aquino dijo que las estaciones meteorológicas miden 28 diferentes variables del clima, como la temperatura, la velocidad del viento o la precipitación, mientras que los sensores en los ríos miden aspectos como la humedad: “Los sensores ultrasónicos juegan un papel importante, pero acompañados siempre con las estaciones meteorológicas. Estas variables, a través de modelos matemáticos y modelos hidrológicos, nos ayudan a predecir inundaciones”.

Finalmente, el investigador destacó la participación de sus compañeros docentes de la Facultad de Telemática, Omar Álvarez, Margarita Mayoral, Eugenia Cabello y la propia directora del plantel, Sara Sandoval, quienes se han involucrado activamente en dicho proyecto. “También reconozco la participación de estudiantes de nuestro plantel, quienes han realizado gran parte del trabajo con nuestra asesoría”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios