Site icon El Comentario

Por considerarla inconstitucional, un juez bloquea ley antiaborto de Florida

La Unión Americana de Libertades Civiles pidió a la corte de Florida, en nombre de varias organizaciones, que bloqueara la entrada en vigor este 1 de julio de la nueva ley estatal, que prohibiría el aborto después de las 15 semanas de embarazo.

La Unión Americana de Libertades Civiles pidió a la corte de Florida, en nombre de varias organizaciones, que bloqueara la entrada en vigor este 1 de julio de la nueva ley estatal, que prohibiría el aborto después de las 15 semanas de embarazo.

Un juez de Florida dictaminó este jueves que la prohibición del aborto en el estado después de las 15 semanas de embarazo viola la constitución estatal, por lo que emitió una orden para bloquear temporalmente la entrada en vigor este viernes de la medida.

El juez de circuito John C. Cooper, del condado de Leon, donde se interpuso una demanda a nombre de varias organizaciones proaborto, concluyó hoy que la nueva ley HB 5, de nombre “Ley de Reducción de la Mortalidad Fetal e Infantil” y promulgada a principios de este año, viola la constitución estatal.

Cooper, que escuchó hoy las declaraciones finales de los abogados que representan a un grupo de proveedores de atención de la salud reproductiva, señaló que su fallo entraría en vigor solo después de que emita una orden por escrito, por lo que la ley aún podría activarse este viernes, como está programado.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) pidió el pasado lunes en esa corte de Florida en nombre de varias organizaciones que bloqueara la entrada en vigor este 1 de julio de la nueva ley estatal, que “prohibiría el aborto después de las 15 semanas de embarazo y amenazaría (…) con encarcelar a los médicos por brindar atención esencial”, según dijo ACLU en un comunicado.

En la demanda, ACLU representa a la organización Planned Parenthood, que ofrece servicios vitales de salud reproductiva, educación sexual e información sobre sexualidad a millones de personas en todo el mundo.

En un comunicado divulgado esta mañana, Alexis McGill Johnson, presidenta de Planned Parenthood Federation of America, dijo que “hoy en Florida hay un rayo de esperanza para el acceso al aborto: una vez que la Corte emita su orden, los floridanos seguirán teniendo acceso a la atención protegida por la Constitución de su estado. Continuarán pudiendo decidir qué es lo mejor para sus propios cuerpos, vidas y futuros, sin interferencias políticas”.

El pasado 14 de abril, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, promulgó la HB 5, que reduce de 24 a 15 semanas el periodo en que una mujer embarazada puede interrumpir legalmente su embarazo y solo contempla dos excepciones: que la vida de la madre corra peligro y que el feto tenga malformaciones.

La nueva legislación establece que para que una mujer pueda interrumpir su embarazo en los supuestos contemplados dos médicos deben certificar que es necesario, algo que los legisladores demócratas trataron de cambiar a solo un médico sin éxito.

Dos meses después de promulgada la ley floridana en medio de una gran controversia, el Centro para los Derechos Reproductivos (CRR, en inglés) pidió en una demanda que los tribunales impidieran que la prohibición entrara en vigor, al igual que lo hizo la congregación judía L’Dor Va-Dor, en su caso, por “violar los derechos de la libertad religiosa”.

El Tribunal del Segundo Circuito Judicial en el condado de Leon escuchó el pasado lunes el testimonio y los argumentos de los demandantes sobre la solicitud y este jueves emitió su veredicto.

El fallo se produce una semana después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos anulara Roe v. Wade, el derecho nacional al aborto de casi 50 años que la mayoría consideraba como una ley establecida. La mayor instancia judicial del país pone ahora la decisión sobre el aborto en manos de las legislaturas estatales.

El fallo señala que la Constitución “no otorga” este derecho y devuelve la autoridad para poder legislar sobre el aborto al “pueblo” y sus “representantes electos”.

Al conocerse la decisión, DeSantis afirmó en un comunicado que el Tribunal Supremo “respondió a las oraciones de millones de estadounidenses”.

Con información e imagen de EFE

Exit mobile version