Colima

Por inseguridad, dejan taxis de circular después de las 10 de la noche

La inseguridad, junto con la pandemia de Covid-19, son 2 fenómenos que han “pegado duro” a la movilidad en la entidad, así como a los gremios de transportistas. En el caso de los taxistas, algunas unidades han decidido suspender el servicio que brindan después de las 10 de la noche por motivo de la inseguridad.

Hugo Chávez Ríos, dirigente del Frente del Transporte Colimense, explicó que tras el repunte de hechos violentos que se vive en el estado desde febrero pasado, algunos taxistas tomaron la decisión de terminar el turno entre las 10 y 11 de la noche, pues casi no hay movimiento debido a que la gente se resguarda temprano.

“No tienen muchas veces a qué salir. Antes iban a los centros nocturnos y ahorita se está inhibiendo eso”, manifestó.

Refirió que ese suceso y la poca movilidad registrada durante las primeras etapas de la pandemia afectaron mucho la economía del gremio, por lo que urge que la Subsecretaría de Movilidad del Gobierno del estado considere la aprobación de un aumento.

“Desde hace 7 años no hemos hecho incremento a la tarifa, mientras que nos esforzamos ante los aumentos a insumos como gasolina, aceite, refacciones y demás”, indicó.

Falta de voluntad

El dirigente del Frente del Transporte Colimense, Hugo Chávez Ríos, destacó la falta de voluntad que muestran las autoridades municipales y estatales para sacar de circulación el servicio de mototaxis que cada semana reporta 1 o 2 accidentes donde resultan heridos sus pasajeros.

“Semana tras semana están chocando arriesgando la vida de la ciudadanía. Desgraciadamente, la presidenta municipal de Manzanillo no ha querido meter en orden a este tipo de unidades, tampoco la Subsecretaría de Movilidad ha querido ponerse al 100% las pilas para tratar de inhibir a este tipo de gente que día con día está metiendo unidades, lo que ha causado un perjuicio grandísimo”, sostuvo.

Añadió que son los mismos alcaldes y alcaldesas quienes han tolerado que la situación se complique y han permitido que este tipo de unidades circulen por sus municipios, pues el bienestar y la seguridad de la ciudadanía no les interesa.

“Ellos posiblemente, como se menciona, tienen ciertos acuerdos, ciertos arreglos con ciertos dirigentes de este tipo de unidades. Esperemos que se pongan las pilas ya y que este tipo de unidades salgan de circulación”, teorizó.

Consideró que solo se trata de falta de voluntad, pues la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya dijo que el Gobierno del estado tiene la facultad de utilizar la fuerza pública si es necesario para detener este tipo de unidades.

Botón volver arriba