Presentan avances del Pacto por la Construcción de un Estado Igualitario

Este miércoles (24) presentaron los resultados del Pacto por la Construcción de un Estado Igualitario, el cual se firmó hace 6 años, titulado “10 de 10 por un 50-50” y fue desarrollado por la administración estatal anterior.

El Pacto fue firmado el 10 de diciembre de 2016 a iniciativa de 3 organizaciones: IUS Género, 100 x Colima y la Asociación Colimense de Universitarias (ACU), que tuvieron la idea de convocar a los entonces candidatos y candidatas a la gubernatura para comprometer a quien ganara la elección, en 10 puntos, para lograr un 50% en la paridad y una igualdad dentro de las acciones del Gobierno del estado.

Azucena Evangelista, presidenta de la ACU, quien dio lectura a los resultados, señaló que en reestructuración y coordinación institucional para la prevención y atención de la violencia contra las mujeres, se cumplió de manera parcial, implementándose un catálogo de capacitación.

Con respecto a coordinar las acciones de las diferentes dependencias del Gobierno del estado, sobre un programa estatal integral para prevenir y atender la violencia contra las mujeres, también se cumplió.

Sobre la reestructura del sistema de atención a mujeres receptoras de violencia, se cumplió de manera parcial, pues de 3 puntos, el primero consistente en concentrar al personal especializado en una sola institución, no se realizó.

“Sí se instauró un módulo de atención inmediata en dependencias donde se concentraron programas de atención de violencia contra las mujeres. También se crearon 42 unidades de enlace en las dependencias de gobierno e instituciones descentralizadas”, explicó.

Sin embargo, apuntó, no se cumplió la parte de orientar al personal especializado en los diferentes municipios del estado, con la creación de un módulo Cepavi en cada municipalidad.

Sí se fortaleció el Centro de Justicia para las Mujeres con personal necesario para la atención, pero no se ha cumplido en su totalidad, pues se siguen atendiendo casos de hombres en el mismo espacio.

Se estandarizaron los modelos de atención de las diferentes dependencias del estado y los municipios, y se creó la Unidad de Atención a Víctimas del Estado de Colma.

El punto de mejorar los mecanismos de protección de los derechos humanos de niñas y mujeres, además de promoverles espacios seguros, se cumplió de manera parcial, porque no se mejoró la dinámica de la Alerta Amber.

Sin embargo, sí se garantiza que los diferentes mecanismos legales existen como órdenes de protección, que se ejecutan como lo estipula la legislación y se responda a las necesidades de la seguridad en las mujeres receptoras de violencia.

No se cumple con el punto de promover la movilidad segura de las mujeres y niñas, mejorando el transporte y el alumbrado público en zonas de riesgo o trasporte exclusivo para mujeres.

El punto de proponer reformas legales y reglamentarias se cumplió también de manera parcial, porque sí se modificó el protocolo para la institución de órdenes de protección para garantizar su homologación con los estándares nacionales de los derechos humanos.

Sí se cumplió con elaborar los protocolos de la Alerta Alba, pero queda pendiente la alerta plateada para la búsqueda de personas adultas mayores.

Además, se reformó la Ley Para la Prevención y Atención a la Violencia Intrafamiliar (ley PAVI), para que cada municipio tenga asignado una partida presupuestal para su operación y se cumplió con reformar la ley estatal de acceso a una vida digna y sin violencia en el estado de Colima.

No se cumplió con la capacitación en perspectiva de género sobre derechos humanos y atención a víctimas, pero se creó el reglamento de la ley para atención a víctimas.

Sobre el empoderamiento político de las mujeres, aseguró que se ha cumplido de manera parcial. “Lo que no se cumplió fue la conformación de un gabinete de estado con el 50% de mujeres y hombres”, señaló.

Sin embargo, los puntos cumplidos se consideraron trascendentales para poder avanzar y frenar la violencia contra las mujeres.

En síntesis, se asentó que se avanzó, aunque no como se pretendía, porque todavía hay autoridades que están plenamente identificadas que se resisten a implementar protocolos y proveer seguridad, como el caso de Movilidad, que se ha negado a poner transporte exclusivo para niñas y mujeres en los horarios de salida escolar.

Print Friendly, PDF & Email