Presentan en el Congreso proyecto para regularizar “autos chocolate”

Este miércoles, las diputadas federales, Hilda Patricia Ortega Nájera y Melba Nelia Farías Zambrano, del grupo parlamentario Morena, presentaron ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la iniciativa con proyecto de decreto para la regularización de vehículos de procedencia extrajera.

El proyecto de decreto presentado por las legisladoras federales propone la reforma al Artículo 62 de la Ley Aduanera en materia de regularización de vehículos usados de importación.

En la exposición de motivos, las diputadas justifican su propuesta señalando que la proximidad con la principal potencia económica del mundo, Estados Unidos de América, permite identificar con mayor claridad contrastes importantes respecto a la situación socioeconómica de la población de la frontera norte de México.

“Existe una gran disparidad entre el salario mínimo que perciben los ciudadanos estadounidenses en comparación con el que perciben los mexicanos, ya que, mientras que en el país vecino el salario mínimo establecido es mayor a los 7 dólares por hora -más de 140 pesos mexicanos-, (lo que equivale a más de mil 100 pesos mexicanos por una jornada diaria de 8 horas, tomando en consideración el tipo de cambio vigente a la fecha); en México, nuestros connacionales perciben mínimamente alrededor de 88 pesos diarios por una jornada de 8 horas”, se menciona en el documento de la iniciativa con proyecto de decreto.

También señalan como otro motivo a favor de su iniciativa los impuestos al consumo que pagan los mexicanos, pues mientras en Estados Unidos los ciudadanos deben pagar con base en el 8% aproximadamente, en México se paga el 16% generalizado, lo cual influyen directa e importantemente en el poder adquisitivo de nuestros connacionales, refiriéndonos específicamente a la adquisición de vehículos automotores.

“Es una realidad que el presupuesto de muchas familias mexicanas de los estados del norte del país es reducido al grado de tener escasas o nulas posibilidades para adquirir un automóvil usado ofrecido en venta en nuestro país, y mucho menos un auto nuevo de agencia automotriz”, indican la diputadas federales en su propuesta.

De igual manera, mencionan que por lo anterior, muchos connacionales optan por adquirir vehículos usados de procedencia extranjera, ya sean estadounidenses o canadienses, pues evidentemente estos bienes tienen un costo inferior a los automóviles nuevos de agencia e incluso al de los usados que circulan de manera legal en el territorio nacional.

Asimismo, hacen referencia al costo para llevar a cabo la importación legal de vehículos extranjeros, la cual se compone de diversos impuestos y derechos, como el impuesto general de importación, I.V.A., derechos relacionados con trámites aduaneros, costos de pre-validación, entre otros.

El costo de los automóviles, los impuestos, los costos de importación y las dificultades económicas de las familias mexicanas, motivan, desde hace varias décadas, la importación de vehículos usados al margen de la ley.

Ortega Nájera y Farías Zambrano también se refieren en la exposición de motivos de su iniciativa, a la compleja situación del agro mexicano, considerando ésta como de las razones para que miles de campesinos de escasos recursos se doten de unidades extranjeras en situación irregular.

“Por ejemplo, una camioneta usada en México para uso rural en el año 2000 tenía un costo aproximado de 60 mil pesos, mientras que en los Estados Unidos una unidad similar podía adquirirse en alrededor de 10 mil pesos. Por tanto, actualmente existe una gran cantidad de vehículos que han ingresado por las aduanas nacionales y que se encuentran circulando de manera irregular en el territorio nacional”, indican.

En su iniciativa, las diputadas también mencionan como motivo para regularizar los vehículos extranjeros que se encuentran en territorio mexicanos, el tema de la seguridad,  de la corrupción en las adunas, así como el delito de extorción de los cuales son víctimas muchas persona al intentar importar sus unidades.

La iniciativa tiene por objeto atribuir a la Secretaría de Economía la facultad potestativa para autorizar la regularización de vehículos usados que se localicen en el territorio nacional de manera irregular, a fin de que surta efectos plenos su internamiento y circulación, con el carácter de vehículos importados.

Asimismo, se prevé que la secretaría determinará las condiciones, restricciones y medidas necesarias para prevenir, evitar y desincentivar la proliferación y comercialización de vehículos de importación ilegal posteriores a dicha regularización.

De esta manera, la secretaría habrá de emitir los lineamientos y demás disposiciones reglamentarias a las que se sujetará, tanto la regularización de los vehículos, como la prevención del uso de canales ilegales para la obtención de estos bienes.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Comentarios
  • Se deberían de regularizar todos los autos, bajo un impuesto que los pueda regularizar todos, y no circular de forma irregular

    25 septiembre, 2019

Deje su Comentarios