Propone Rodríguez encuentro para analizar el ejercicio fiscal federal 2021

El diputado panista, Francisco Javier Rodríguez García, invitó a las diputadas y diputado federal por Colima a sostener un encuentro en donde participen los cinco legisladores federales con diputados locales y el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, magistrados del Supremo Tribunal de Justicia y alcaldes de los diez ayuntamientos.

El propósito, refirió, es para ampliar la información contenida en el proyecto de presupuesto federal para el ejercicio fiscal 2021, próximo a aprobarse por la Sexagésimo Cuarta Legislatura de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

El llamado para este encuentro lo realizó el legislador panista a través de una carta abierta en su cuenta Facebook, donde invita a las diputadas federales por Morena, Claudia Valeria Yáñez Centeno y Rosa María Bayardo Cabrera, así como a la priista Ximena Puente de la Mora y a los panistas Liduvina  Sandoval Mendoza y Jorge Luis Preciado Rodríguez, a que, “con la responsabilidad que nos une como representantes populares, me encuentro obligado a solicitarles respetuosa pero categóricamente, que estén a la altura de las circunstancias que exige nuestro país, que sean dignos defensores de las demandas de los colimenses”.

El diputado por el Distrito VI, con cabecera en el municipio de Cuauhtémoc y parte de Colima, invitó a las y el legislador federal a que “se despojen de intereses ideológicos y electorales y que le den supremo interés al bien común y el mejor vivir de todos los ciudadanos a los que nos debemos, para que en el uso de sus facultades constitucionales modifiquen a favor de todos el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, corrigiendo las desviaciones económicas y sociales que afecten nuestros pueblos”.

En el documento publicado en su cuenta de Facebook, Paco Rodríguez propone impulsar una modificación al presupuesto, ya que no se priorizan rubros como la salud, la educación y la reactivación económica.

Explicó que en este paquete económico “se sobreprotege a los proyectos especiales del gobierno, 36 mil 288 millones de pesos para el Tren Maya, y en términos reales el presupuesto en turismo cae de 5 mil 207 a 2 mil 325 millones pesos, cuando este sector aportaba el 8% del PIB, desprotegiendo así al resto de los polos económicos del país”.

Rodríguez García sostuvo que “se presume en salud un incremento del 9% para alcanzar los 145 mil 415 millones de pesos, pero este monto incluye una transferencia del Insabi del Fondo de Coberturas de Enfermedades de Alto Costo, por 33 mil millones de pesos, lo que en términos reales dejaría una caída del 12% en salud al contemplar sólo 12 mil 414 millones de pesos”.

Cuestionó además que el IMSS pretenda manejar el 66% de los 90 millones de las compras de terapias e insumos del sector salud, cuando apenas atiende al 39% de los derechohabientes, mientras que el Insabi el 50%, o por qué el programa de vacunación ha bajado su récord histórico de 7 mil millones de pesos anuales desde 2012 a 2 mil 154 para 2021.

Con este presupuesto, afirmó Rodríguez García “se pretende desmantelar programas educativos que ya son una institución, tales como el de Escuelas de Tiempo Completo que atiende a 3.6 millones de niños en 27 mil escuelas que son 13% del país; al de Convivencia Escolar, que cubre 25 mil escuelas en zonas de alto nivel de violencia social y al del Desarrollo de Aprendizaje Significativo, de cobertura en mil 162 escuelas, lo peor es que serán cancelados permanentemente y no por el Covid-19”.

Otros programas, abundó Paco Rodríguez, que tienen un retroceso de 50 años en su presupuesto, son por ejemplo el del Conafe, pues lo regresan a su presupuesto de 1970 con el recorte de 700 millones de pesos, lo que es un duro golpe a las escuelas con 390 mil de los niños más pobres y marginados del país.

“Igual suerte puede correr el Programa de Desarrollo Profesional Docente, con una disminución del 50% o el de Fortalecimiento a la Excelencia Educativa. En suma, es el gasto en educación más bajo del siglo XXI desde 1999, pero con miles de alumnos y maestros más que ese año”, puntualizó.

Asimismo, agregó que está el tema de la difícil situación de las finanzas públicas estatales y municipales, pues tendrán una reducción de 108 mil 521 millones de pesos.

“En participaciones, valdría la pena aunque sea por este año de pandemia, modificar la fórmula para que el impacto negativo de 63 mil millones de pesos sea menor, pero sí resulta indispensable detener el recorte en convenios por 30 mil 211 millones pesos (-21.1%) y en el Ramo 23, por 6 mil 561 millones de pesos más (41.1%).

Termina de asfixiar a las economías locales porque sus gobiernos no tienen con qué hacer obra pública (fondos Metropolitano y para el Desarrollo Regional) y dificulta financiar servicios que por décadas habían sido subsidiados por la Federación”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios