Puede dejar Covid-19 daños irreversibles como secuelas

Al hablar de las secuelas que deja la enfermedad del Covid-19, la subdirectora del Hospital Regional Universitario, Alejandra Xóchitl Rodríguez, advirtió que en algunos casos son daños irreversibles, sobre todo si sufrieron la manifestación grave de la enfermedad.

“Vemos que los pacientes que presentaron la manifestación grave de la enfermedad, son aquellos que van a tener secuelas, principalmente, mientras que aquellos con manifestaciones leves o moderadas, probablemente las tengan en un menor grado”, explicó.

Los pacientes que estuvieron graves, pueden presentar una cascada inflamatoria muy descontrolada y desmedida, llamada tormenta de citocinas e inflamación en los pulmones, aunque se puede extender a otras regiones.

Además, estos pacientes pueden llegar a tener fibrosis pulmonar, una especie de cicatrización de las vías respiratorias en los pulmones y que puede disminuir el intercambio de oxígeno y de anhídrido carbónico.

Los enfermos que presenten estas secuelas, requerirán atención posterior, “la secuela pulmonar es muy importante y son pacientes que van a depender de oxígeno, probablemente por un tiempo prolongado o de manera indefinida”, manifestó.

Otras complicaciones pueden ser las embolias pulmonares las cuales se generan por el daño endotelial que se presenta y que puede producir trombos, coágulos, dentro de las mismas arterias pulmonares. Asimismo, los pulmones ya afectados con fibrosis, son susceptibles de infecciones bacterianas o micóticas.

También se pueden presentar hematológicas, con alteraciones de la coagulación y una hipercoagulabilidad plaquetaria, un factor contribuyente a la formación de microtrombos que pueden causar obstrucción a nivel circulatorio en cualquier parte de nuestro organismo, por lo que pudieran presentarse ataques cardíacos, derrames cerebrales y otras complicaciones a nivel vascular o nivel renal.

Dentro de las secuelas neurológicas, mencionó la anosmia, que es la pérdida del olfato y del gusto; la encefalopatía, que es una alteración del estado de la conciencia, como el delirio, puede haber dolor de cabeza persistente e infartos cerebrales.

Las secuelas del infarto cerebral serían falta de habla, de movimiento de alguna parte del cuerpo o de la mitad, indicó.

Derivaciones más comunes en pacientes son la neuromuscular, persistencia de dolor muscular y de las articulaciones, fatiga muscular, debilidad y en algunos pacientes que han estado postrados, se presentarán úlceras por presión que ocasionan lesiones cutáneas, que pueden ser susceptibles a una infección bacteriana o por hongos.

A ellas se suman las neuropsiquiátricas y van desde la ansiedad, la depresión, las alteraciones de la memoria y el estrés postraumático.

“Las personas que han tenido Covid-19 y han estado en situaciones graves, son pacientes que están hospitalizados, que tienen miedo por lo vivido, pues tuvieron contacto con otras personas con Covid-19 en la misma área hospitalaria, donde vieron también enfermos que morían. Los que salen adelante, tienen miedo de volverse a contagiar, principalmente”, explicó la experta.

Xóchitl Rodríguez detalló que otras de las consecuencias son las cardiovasculares, que son los infartos, cuyas secuelas son la angina, la disnea, la miocarditis, un problema inflamatorio a nivel cardíaco, el dolor torácico que puede ser persistente y la hipotensión arterial.

En relación a los efectos gastrointestinales, mencionó que los pacientes se quejan de náuseas, vómitos, falta de apetito y episodios de diarrea.

También pueden presentar lesión renal aguda, que puede solventarse durante el proceso infeccioso agudo, sin embargo, algunos de ellos van a requerir de hemodiálisis y puede haber lesiones persistentes que son irreversibles, quedando este paciente con una falla renal crónica.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios