Site icon El Comentario

Pueden operar gimnasios solo de 7 de la mañana a 8 de la noche

el titular de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COESPRIS), Antonio Ochoa Meillón

el titular de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COESPRIS), Antonio Ochoa Meillón

El domingo 8 de agosto entró en vigor el acuerdo a aplicar con el color rojo o riesgo máximo del Semáforo de Riesgo Epidemiológico, el cual señala que los establecimientos no esenciales como cines, gimnasios, centros comerciales y aquellos que presten servicio de esparcimiento, cultural y deportivos, servicios recreativos y espacios públicos cerrados y abiertos, incluido el ambulantaje, podrán operar temporalmente de lunes a viernes de las 7 de la mañana a las 8 de la noche.

Lo anterior fue dado a conocer por el titular de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COESPRIS), Antonio Ochoa Meillón, quien consideró importante señalar que para los gimnasios y similares, será obligatorio el uso de mascarillas de grado médico o doble mascarilla, con sellado facial completo, tanto por usuarios como por trabajadores, durante todo el tiempo que se permanezca en el establecimiento, incluida la realización de las actividades.

En cuanto a los establecimientos con venta de productos básicos de alimentación, higiene y limpieza, considerados esenciales, dijo que podrán operar en un horario de 7 de la mañana a 10 de la noche los 7 días de la semana.

Asimismo, los establecimientos con venta de alimentos, como loncherías, taquerías, fondas, cocinas económicas y restaurantes, así como los vendedores ambulantes, podrán operar en un horario de las 7 a las 10 de la noche de lunes a domingo, aunque deberán privilegiar el servicio a domicilio. En caso contrario, los comensales deberán permanecer en el establecimiento el tiempo estrictamente necesario para el consumo de sus alimentos.

La COESPRIS pide a los consumidores que si un establecimiento está lleno de clientes, lo eviten y acudan a otro con menos afluencia.

Ochoa Meillón indicó que en su labor de supervisión, las autoridades deberán constatar que la vocación del establecimiento sea para consumo de alimentos, que el mobiliario, iluminación, cocina y nivel de la música sean los adecuados de acuerdo al giro de la licencia municipal.

Lo anterior, dijo, porque y ante necesidad de obtener ingresos, establecimientos que no eran restaurant-bar y que tenían otro tipo de giro, tramitaron una licencia de restaurante-bar y bajo esa argucia se desbordan y se propasan.

Recordó que los establecimientos deberán contar con un registro en el Sistema para la Reapertura de Establecimientos del Estado de Colima (SIREC) y observar un estricto cumplimiento de los protocolos de seguridad sanitaria en el entorno laboral y las medidas higiénico-sanitarias establecidas por la autoridad.

Resaltó que los establecimientos en donde la actividad preponderante sea el consumo y venta de bebidas alcohólicas, deberán permanecer cerrados debido al riesgo que representan, ya que las personas que ingieren en exceso pueden llegar a dejar de lado las medidas sanitarias de protección.

El grupo técnico está integrado por la Secretaría General de Gobierno, la Unidad Estatal de Protección Civil y la COESPRIS, realizará las inspecciones y verificaciones que considere pertinentes, a efecto de verificar que se cumpla con las disposiciones y medidas higiénico-sanitarias, así como los protocolos de seguridad sanitaria.

En caso de que los establecimientos representen un riesgo para la salud pública por no llevar a cabo el cumplimiento de los protocolos sanitarios y acatar las disposiciones oficiales de la autoridad, se podrán determinar situaciones extraordinarias como la suspensión del establecimiento, además de la sanción económica correspondiente.

Enfatizó que los protocolos sanitarios no son un capricho del Gobierno del estado para dificultar a las empresas el retorno a su actividad, pues su objetivo es evitar la propagación del Covid-19, identificando, analizando y mitigando los riesgos de propagación.

Los protocolos, aseguró, están diseñados en implementar las mejores prácticas para salvaguardar la salud de colaboradores, clientes, proveedores y cualquier otra persona con la que tengan contacto.

Hizo un llamado a las autoridades municipales para que se sumen y apoyen evitando las aglomeraciones de gente y actividades como los tianguis, para reducir el riesgo de infección.

Asimismo, pidió a la población evitar la asistencia a espacios de convivencia social, absteniéndose de realizar actividades fuera de casa, seguir manteniendo la sana distancia y las medidas básicas de higiene.

Exit mobile version