Recetan videojuego para recuperarse de Covid-19

Puede que estemos retomando actividades y los contagios de Covid-19 estén controlados, pero los efectos de la pandemia están lejos de terminar. A nivel económico y emocional aún hay mucho que superar. Y, para quienes se están recuperando de la enfermedad también hay tiempo y esfuerzo que invertir, afortunadamente lo pueden hacer a través de un videojuego.

Un equipo de investigadores está probando recetar un videojuego para ver si puede ayudar a las personas que tienen problemas persistentes de memoria y atención después de recuperarse de Covid-19.

Y es que muchas personas que sobrevivieron a la enfermedad dicen que a menudo están confundidas y tienen dificultades para concentrarse, y los estudios de investigación muestran que los síntomas pueden persistir durante meses después de salir de la enfermedad.

Faith Gunning, neuropsicóloga de Weill Cornell Medicine en Nueva York, cree que el videojuego EndeavorRX podría tratar algunos de esos síntomas.

Hay que recordar que el juego, hecho por Akili interactivo, hizo historia el pasado verano cuando se convirtió en el primer juego de video en obtener, de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, la autorización para prescribirse como un tratamiento médico para niños de entre ocho y 12 años con TDAH.

Ahora Gunning cree que podría ayudar a otros grupos de personas. “Ya estaba interesada en el juego”, dijo. Luego, comenzó a ver las señales de que las personas que tenían Covid-19 podrían estar luchando con algunos de los mismos síntomas que el juego puede atacar. Fue así como decidió emprender un estudio para probar si este título puede ayudar a esos pacientes.

Las primeras pruebas

En el experimento, un grupo de personas que tenían Covid-19 y presentaron problemas cognitivos tuvieron que jugar de manera constante por varios días con la intención de verificar si sus síntomas disminuían en mayor medida que un grupo de sobrevivientes de la enfermedad con síntomas similares pero que no tuvieron acceso al juego.

“Necesitamos más intervenciones en general, en salud cognitiva y mental, que podamos llevar a la comunidad”, dice Gunning.

Sin embargo, en una entrevista que la especialista concedió al medio The Verge explicó: “hay que hacer la advertencia de que en el estudio participaron personas que requirieron hospitalización y se sometieron a rehabilitación antes de que fueran dadas de alta. Eran individuos que tenían Covid-19 de moderado a grave, por lo que no es representativo de la población general”.

Lo que sí encontró el estudio es que un porcentaje muy alto de individuos tenía alteraciones que iban de leves a graves en su función cognitiva. “Encontramos un patrón que incluía situaciones como la interrupción de la atención y la capacidad de hacer más de una cosa a la vez. Descubrimos que un alto porcentaje tenía dificultades con la memoria de trabajo, que es la capacidad de retener información en la cabeza mientras hace otra cosa. Todas estas son habilidades que son importantes para todo lo que hacemos”, dijo Gunning.

Fue precisamente por los síntomas descritos que se pensó en utilizar el videojuego EndeavorRX. De hecho la investigadora ya había estado trabajando con el videojuego durante algunos años. “Realmente tiene como objetivo una función importante: la capacidad de hacer más de una cosa a la vez”.

Resultados alentadores

En su experiencia el título si es efectivo para mejorar la capacidad de concentración en personas con TDAH, en adultos mayores, y hay indicios de que ayuda en personas con esclerosis múltiple.

La experta considera que una de las razones de su éxito es que le pone un elemento divertido a la terapia. “Se enfoca en habilidades cognitivas realmente importantes y es muy interesante. Uno de los problemas que a menudo nos encontramos con las intervenciones cognitivas es que, francamente, son aburridas. Entonces la gente no las hace. Y si la gente no las hace, no van a mejorar”.

Entonces decidió recetar el juego a adultos mayores que tienen algunos problemas cognitivos y adultos mayores de mediana edad que tienen depresión. “Lo que hemos descubierto es que esas personas muestran cambios en sus cerebros. Demostramos que hay una mejora en la conectividad dentro de las redes cerebrales que apoyan la atención y las habilidades ejecutivas, y tenemos algunos datos preliminares que muestran una mejora en el estado de ánimo”.

A pesar de los buenos resultados que han presentado en los casos anteriores, Gunning aclaró que no cree que todos los que se están recuperando de Covid-19 necesiten una intervención cognitiva. El estudio responde a que hay suficientes datos que sugieren que una cantidad significativa de personas que han padecido Covid-19 tendrán algunos problemas cognitivos. “Creo que si podemos mejorar esas funciones, independientemente de su causa, podemos mejorar su vida diaria”.

Actualmente los especialistas están buscando ver una mejora en las habilidades cognitivas y funcionamiento diario. De obtener resultados positivos creen que podrían recetar el videojuego a mucha gente. “Necesitamos cosas que podamos sacar a la comunidad. Incluso si se trata de un pequeño subconjunto de personas, por el gran número que tuvo Covid-19 significa que necesitamos intervenciones que sean efectivas y puedan difundirse ampliamente. No vamos a tener la fuerza laboral para tener una intervención cognitiva uno a uno para todas las personas que estaban enfermas”, finalizó la experta.

Con información de El Universal

Print Friendly, PDF & Email