Rechaza y archiva Congreso por ser asunto “totalmente concluido”, iniciativa de reforma a Ley Orgánica de la UdeC

El Congreso del Estado de Colima aprobó por 17 votos a favor y 4 en contra, desechar la iniciativa de ley presentada por la bancada de Morena, por la cual se proponía reformar diversos artículos de la Ley Orgánica de la Universidad de Colima.

El dictamen fue leído durante la maratónica sesión ordinaria de este jueves 27 de noviembre, por la diputada Rosalva Farías Larios, presidenta de la Comisión de Educación y Cultura de la Quincuagésimo Novena Legislatura.

Desde tribuna, la diputada indicó que la iniciativa de los legisladores de Morena pretendía modificar 24 artículos, derogar 5 y adicionar 21 porciones normativas a la Ley Orgánica de la Universidad de Colima.

En su lectura del dictamen, la diputada única de Nueva Alianza recordó que “la autonomía universitaria significa que las universidades pueden determinar sus prioridades de desarrollo, sin que intervengan otras autoridades y/o poderes primarios del Estado. Bajo esa tesitura, los poderes estatales carecen de facultades de control directo sobre la Universidad pública”.

Por ello, abundó, la estructuración de los órganos internos universitarios no puede ser cuestionada por el Estado, sino en todo caso, por los propios integrantes de la comunidad universitaria a través de los mecanismos establecidos en su propia legislación.

Es por ello, aseguró, “que al efectuar las comisiones dictaminadoras un análisis sistemático del contenido de la Ley Suprema de la Unión, conforme al artículo 3o, fracción VII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; del 101 de nuestra Constitución Local y del numeral 34, de la Ley de Educación del Estado de Colima (…), consideramos pertinente reafirmar que las Universidades públicas son organismos públicos descentralizados con autonomía especial, que implica autonormación y autogobierno”.

En ese sentido, el documento subraya que en virtud de que la autonomía es un “dispositivo constitucional” concedido a la Universidad de Colima, se dictamina que la Máxima Casa de Estudios de la entidad “se encuentra facultada para gobernarse a sí misma, a través de sus propios órganos, así como para autonormarse o autoregularse”.

Bajo los anteriores conceptos, el dictamen aprobado subraya que la iniciativa de Morenatransgrede el contenido del Artículo 3o Constitucional federal y el marco normativo resultante de la vigencia del mismo, porque pretende trastocar violentamente toda la organización interna y el estado de derecho universitario, creando nuevos órdenes de Gobierno y autoridades administrativas”.

Refiere que esa iniciativa de ley “tiene como sustento supuestas irregularidades documentadas en notas periodísticas, lo que significa que no se hizo un estudio en materia legislativa, asertiva ni mucho menos de econometría social”.

Aunado a ello, explica, “tampoco han sido comprobadas y analizadas las mismas (irregularidades), por los Tribunales locales o los de la Federación. Esto es, no se trata de una Ley sustentada en un estudio social de pertinencia, situación que además denota intereses particulares”.

Por lo anterior, remata el dictamen, “consideramos innecesario proponer a esta soberanía las modificaciones, derogaciones y adiciones que se contienen en la iniciativa, ya que estamos seguros que la Ley Orgánica de la Universidad de Colima actualmente vigente, en la forma en que se encuentra confeccionada como resultado de un proceso legislativo agotado en el seno de esta Asamblea, goza de una técnica legislativa clara, sencilla y congruente con el desarrollo de su propia democracia y gobernabilidad”.

Las comisiones dictaminadoras solicitaron dar trámite legal respectivo, debiéndose archivar el asunto como “totalmente concluido, por haberse desechado la propuesta”.

Print Friendly, PDF & Email