México

Rechazan diputados reforma de AMLO que suprime al INE

El pleno de la Cámara de Diputados desechó la propuesta de reforma constitucional en materia electoral propuesta por el Ejecutivo federal, al no alcanzar la mayoría calificada que se requería en el pleno.

De acuerdo a lo difundido por el diario Reforma, de 500 diputados votaron 495. De los presentes, 269 votaron a favor, 225 en contra y 1 en abstención, por lo que no se logró el apoyo de las 2 terceras partes, que debía ser de 330.

Con ello, el pleno de San Lázaro rechazó la propuesta de suprimir al Instituto Nacional Electoral y crear un nuevo órgano, llamado Instituto Nacional de Elecciones y Consultas, además, se preveía reducir el número de consejeros electorales, de 11 a 7 integrantes.

Tampoco se aprobó la propuesta de cambiar el método de elección de los consejeros y magistrados electorales. En lugar de un proceso de elección organizado desde las Cámaras del Congreso, garantizando la mayoría calificada en los nombramientos, se proponía convocar a una elección directa por parte de los ciudadanos.

Se preveía la participación del Ejecutivo en la propuesta de candidatos, mediante una lista de 20 candidatos a consejeros y 20 a magistrados electorales.

No se aprobaron reformas para reducir el número de diputados y de senadores, ni cambiar el método de elección de los legisladores por medio de listas plurinominales, presentadas por los partidos políticos.

Además, la reforma propuesta por el Ejecutivo federal proponía la desaparición del financiamiento público a los partidos políticos para actividades ordinarias y solo se mantenía para campañas políticas.

La discusión inició con diversos llamados al orden, luego de que la presidenta de la Comisión para la Reforma Política-Electoral, la morenista Graciela Sánchez, utilizó el tiempo que tenía en tribuna para presentar el dictamen, para lanzarse en contra del presidente del INE, Lorenzo Córdova, a quien calificó como un corrupto de la historia electoral que se perdió en las entrañas del poder conservador para beneficio personal.

Al tomar la palabra, el presidente de la Comisión de Gobernación, el priista Alejandro Moreno, subrayó que fueron Morena y sus aliados los que avalaron en comisiones el dictamen que se discutió este martes, mientras que el voto de la oposición fue en contra.

El también líder del tricolor afirmó que las instituciones como el INE son perfectibles y acusó a la mayoría de implementar prácticas de desgaste en contra de quienes disienten y reconoció a su bancada, a sus aliados del PAN y del PRD y a Movimiento Ciudadano por dar la batalla en un Congreso que la mayoría pretende convertir en una ventanilla de trámites del Ejecutivo federal.

El coordinador del PRD, Luis Espinosa Cházaro, advirtió que la Oposición no permitiría que la reforma constitucional pasara, porque no se pueden permitir retrocesos donde hay avances y reprochó que Morena pretenda desaparecer al árbitro con el que llegaron al poder y las reglas que les permiten estar sobrerrepresentados en la Cámara de Diputados, detalló Reforma.

El coordinador del PAN, Jorge Romero, advirtió a Morena que argumentar que los cambios son necesarios porque las instituciones electorales se han dedicado a avalar el fraude electoral es reconocer que ellos son producto de este tipo de prácticas, porque todo lo que han ganado -la Presidencia, 22 Gubernaturas y su representación en el Congreso- lo han hecho con las actuales instituciones y reglas electorales.

En su turno, el coordinador de Morena, Ignacio Mier Velazco, afirmó que, de aprobarse, la reforma implicará una reducción de más del 66% del financiamiento público actual, controlar a empresas o supuestas asociaciones en la contratación de tiempos en medios de comunicación y una reducción en los costos de operación en los procesos electorales.

Con información de Reforma

Botón volver arriba