Universitarias

Recomiendan profesores lecturas para este periodo vacacional

Todo tiempo es ideal para iniciar o reiniciar el gusto por la lectura. Para ello, docentes de la Facultad de Letras y Comunicación (Falcom) de la Universidad de Colima, a través de sus actividades de fomento a la lectura, recomiendan algunas obras para disfrutar esta temporada de verano.

En este sentido, Karina Espinoza Terrazas recomendó hábitos de la lectura diaria con los hijos como una herramienta para que mejoren la expresión oral, así como inculcar el gusto por la lectura compartida en familia; “siempre es bueno tener un libro a la mano”, dijo. Durante las vacaciones, continuó, “hay que buscar lecturas alejadas de las obligatorias y propiciar las que se conviertan en placer”.

Sobre lo anterior, Alberto Llanes, coordinador académico de la carrera en Letras Hispanoamericanas, sugirió textos que sean fáciles de leer en cuanto a su estructura literaria e historia, y que generen un ambiente de comodidad en el lector. Por lo tanto, recomienda el siguiente menú: Luna caliente, de Mempo Giardinelli, que despierta en sus capítulos las ganas de descubrir, de anticiparse a saber qué pasa con los personajes.

También recomienda El salvaje, de Guillermo Arriaga, que recrea en la mente del lector un personaje curioso que se complementa con los de la obra, ansioso de anticiparse a la historia que cuenta el autor. De igual forma Idos de la mente, de Luis Humberto Crosthwaite, a quien se le conoce por la novela policíaca.

También recomendó conocer la historia del Big Brother, personaje de la novela 1984, de Eric Arthur Blair, más conocido por el pseudónimo de George Orwell, novelista, periodista, ensayista y crítico británico nacido en la India y conocido mundialmente por sus novelas distópicas en la que representa un mundo o sociedad en el que una variable modifica el curso de la humanidad, generando lo contrario a lo que se estima por utopía: lo indeseable.

Por su parte, Abelina Landín hace algunas recomendaciones como el libro de cuentos El llano en llamas, de Juan Rulfo, al igual que las obras de Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, José Martí, Elena Garro y Carlos Fuentes. Desde luego, en su lista se encuentra Octavio Paz con su Laberinto de la soledad que es, comentó, una lectura casi obligada para los mexicanos.

Los tres comentaron que a veces solo es necesario hacer un inventario de los libros propios o heredados de la familia y en ellos encontraremos textos pendientes de leer, como las obras de Julio Verne, Edgar Allan Poe, los hermanos Grimm, mientras que en otros casos es posible encontrarse con textos de Juan José Arreola, Elena Garro, Vicente Leñero y Elena Poniatowska.

También aconsejaron leer El libro salvaje, del mexicano Juan Villoro, publicado en 2008 y reeditado en 2014. Se trata de un cuento de aventura y ciencia ficción narrado en primera persona desde el punto de vista del pequeño Juan, un adolescente de 13 años que vive en la Ciudad de México.

Desde luego, en su lista consideran a Mónica Lavín con la obra Café cortado, con la que ganó el Premio Narrativa de Colima en 2001. Se trata de una novela de los sueños y su despropósito, que aborda la saga de inmigrantes españoles a la zona del Soconusco en Chiapas, al sur de México, en el tiempo de la quimera del café. Está narrada por un estudiante mexicano en España al final del siglo XX. Dos tiempos y dos espacios.

Éstas son algunas de las recomendaciones para que estas vacaciones la gente pueda descubrir y redescubrir el gusto por los libros y la lectura, para que lea, conozca, imagine, amplíe su visión de mundo, se deleite, ejercite su mente y enriquezca su vocabulario.

Botón volver arriba