Reelección de Trump podría tener consecuencias muy serias: Chomsky

Este día terminó la Cumbre de la Internacional Progresista (IP) que se realizó por vía virtual, para debatir sobre la crisis que sacude al mundo, las consecuencias del colapso del capitalismo, y abrir caminos para encontrar una alternativa “progresista, internacionalista tanto a la globalización como al nacionalismo”, así como dar los pasos necesarios para “lanzar plenamente la organización”, que reúne a importantes intelectuales, diplomáticos, políticos, juristas de varios países y otros.

La idea de la cumbre surgió en mayo pasado tratando formar un frente común tendiente a la unidad, la organización y movilización de las fuerzas progresistas para enfrentar y detener el avance de las derechas en el mundo.

En la inauguración participaron el lingüista estadunidense Noam Chosmky, la escritora Naomi Klein y el ex ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis. Conferencias, discursos y debates giraron en torno al eje de analizar propuestas y organizar un plan de actividades para el próximo año, frente al capitalismo que “está arruinando las perspectivas de la humanidad”.

Por su parte Chomsky, una de las voces más esperadas marcó de alguna manera el eje de la cumbre cuando advirtió que “el destino de la existencia de la humanidad depende de la lucha entre la internacional progresista y la reaccionaria”, y llamó al progresismo en todo el mundo a “dar esa pelea” en un momento muy difícil en que se combina “la amenaza de una guerra nuclear, la catástrofe ecológica, la pandemia y la destrucción de la democracia, pero también destacó que es un momento lleno de esperanzas, un momento notable, único, importante, y se refirió a la “confluencia de distintas crisis muy fuertes” y sin fronteras: “catástrofes ambientales, amenaza de una guerra nuclear, la pandemia, destrucción de la democracia”, advirtiendo sobre un “riesgo inminente” de guerra civil en Estados Unidos.

Asimismo, advirtió que “una posible reelección de Trump sería una crisis final, terminal, que puede tener consecuencias muy serias. Hace 75 años vivimos debajo de este reloj que hace tic-tac”, dijo Chomsky quien partió desde el lanzamiento de la bomba atómica cuando se pensó que la inteligencia humana había llegado al punto de “tener la capacidad de destrucción total de su especie” y aún no se sabía que “iba a destruir el medio ambiente de esta manera, que ahora nos acerca a un punto final”.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios