México

Reforma electoral de AMLO, un retroceso: exconsejero presidente del IFE

José Woldenberg, ex consejero presidente del entonces Instituto Federal Electoral (1994-1996), aseguró, durante su participación en el Parlamento Abierto sobre la reforma electoral convocado por la alianza Va por México, que la reforma electoral propuesta por el pesidente Andrés Manuel López Obrador representaría un retroceso para el proceso democrático del País.

De acuerdo a lo difundido por Reforma, Woldenberg advirtió que, de aprobarse, ésta sería la primera modificación constitucional en materia electoral que se realiza para satisfacer los reclamos del Presidente además, recordó que “las 8 reformas previas, de 1977 a 2014, fueron respuestas a exigencias de las distintas oposiciones, que buscaron garantías de imparcialidad y equidad de las contiendas, ese fue su motor, su necesidad, su pertinencia. Esta sería la primera reforma desde entonces que se hiciera para satisfacer los reclamos del Presidente, va a contracorriente del proceso democratizador de las últimas décadas y eso, supongo, es lo más peligroso”.

Woldenberg señaló que “tal y como está planteada la reforma sería una regresión”, además recordó que “en materia electoral, lo óptimo es lograr acuerdos entre todas las fuerzas políticas, no se trata de una legislación más, es la que permite que la diversidad política conviva y compita de manera institucional y pacífica y lo importarte es que cuente con la adhesión y confianza de quienes serán los competidores, lo otro hace que desde el inicio se cuestione la legitimidad”.

Afirmó que la iniciativa del Presidente López Obrador busca mermar la autonomía de las instituciones electorales, para alinearlas a la voluntad oficial, porque entre otras cosas, plantea que los consejeros electorales sean designados por voto universal de entre candidatos propuestos por la Suprema Corte, el Presidente y el Senado, lo que abre la posibilidad para que los únicos que tengan posibilidades de llegar sean aquellos propuestos por la mayoría.

Calificó como errada la propuesta de desaparecer los institutos electorales locales y que sea el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas -que sustituirá al INE– el encargado de organizar las elecciones federales y locales y que éste cuente con órganos temporales pues esto podría acarrear dificultades logísticas, financieras y operativas, detalló Reforma.

Sobre el financiamiento de los partidos señaló que privarlos de los recursos con el que mantiene sus actividades regulares los debilita de manera extrema y beneficia al partido que se encuentra en el Gobierno, por los apoyos que puede recibir del aparato estatal.

Woldenberg agregó que el planteamiento de eliminar espacios plurinominales en el Congreso está bien para estados con listas numerosas, pero no para entidades en donde se eligen entre dos y cinco legisladores, porque ahí las minorías quedarían excluidas casi por decreto.

El ex consejero electoral dudó que los aliados de Morena vean con buenos ojos la iniciativa de López Obrador y cuestionó que la reforma busque acabar con el entramado electoral con el que llegó a la Presidencia de la República y Morena se convirtió en la primera fuerza política del País.

«Las baterías del Gobierno se orientan hacia el entramado electoral que le permitió incluso convertirse en la primera fuerza política. El proyecto acaba con el INE, el Tribunal Electoral y los tribunales locales, en su lugar existirá, según la propuesta, un solo Instituto Nacional de Elecciones y un Tribunal Electoral», explicó.

Con información de Reforma

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba