Un mosquito hembra del género “Apheles Albimanus” portador del virus de la malaria, en una fotografía de archivo.

Refuerza Costa Rica vigilancia en zona norte por brote de malaria

Costa Rica reforzó este sábado el cerco epidemiológico en el corredor fronterizo de la zona norte debido al repunte de casos de malaria en las últimas cuatro semanas, informó una fuente oficial.

El Ministerio de Salud indicó que los servicios de salud confirmaron que suman un total 138 casos al 27 de noviembre, de los cuales 13 son recaídas de personas infectadas por la enfermedad.

Datos oficiales indica que durante el mes de noviembre, las acciones de control suman 810 casas visitadas, 1,000 toldos impregnados con insecticida entregados y la toma 3,487 pruebas rápidas, de las cuales 35 dieron positivas.

“Las condiciones de alta movilidad de personas que impera en esa zona, se ha establecido un proceso de intervención que ha consistido en la búsqueda activa de los casos, acciones de capacitación a líderes comunitarios para que ellos mantengan la actitud de alerta y compromiso comunitario”, afirmó la directora de la Dirección de Rectoría de la Salud Región Huetar Norte, Claudia Rosales.

El Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), junto con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), realizaron una observación en las comunidades de la zona norte con el objetivo de evitar que los casos se extiendan a lugares cercanos o bien a otros territorios de la región.

Los expertos concentraron sus labores en un “barrido de visita casa por casa para detectar personas con síntomas, tomar muestras de sangre, suministrar medicamentos a personas sospechosas, entrega de toldos y fumigación de áreas cercanas al domicilio; otro equipo de profesionales médicos y de planificación de la salud se encargan del análisis, seguimiento y evolución de los casos reportados”, explicó el ministerio.

Las autoridades costarricenses puntualizaron que un caso sospechoso es cuando una persona que reside o ha visitado un área malárica con trasmisión activa en los últimos 40 días presenta un cuadro de fiebre intermitente que por lo regular se acompaña de dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos y sudoración.

Las autoridades indicaron que se mantendrán en alerta permanente hasta que el brote esté totalmente controlado.

 

Con información e imagen de EFE

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas