Deportes

Remontan Guardado y el Betis a la Roma en la Europa League  

El Betis salió del Olímpico de Roma con 3 puntos fundamentales con los que encarriló la clasificación a Octavos de Liga Europa tras una remontada sobre el Roma de José Mourinho, en un partido muy igualado que deja sobre el alambre el pase a la siguiente ronda del conjunto romano, obligado a ganar en el segundo asalto en el Villamarín.   

La primera de peligro llegó en el minuto 8, en la bota zurda de un Canales que empaló de primeras un balón suelto en la frontal, pero que Rui Patricio salvó sin mayor apuro. Fue un aviso de lo que iba a ser el Betis: posesión con verticalidad.

Y es que 5 minutos después pudo llegar la primera alegría para los béticos con una preciosa jugada entre Guido y Fekir que el galo estrelló con la madera en la que fue la primera ocasión clara del partido. Se repartían posesión y dominio los contendientes, pero el peligro lo tenía el Betis.

El Roma visó con un par de salidas rápidas hasta que logró sacar el rédito a los minutos en campo rival. En un centro lateral, tenso y medido, como habitúa Dybala, y tras el ligero toque de cabeza de Ibáñez, el balón fue directo a la mano de Ruibal. El árbitro señaló, VAR mediante, la pena máxima.

La Joya ejecutó desde los 11 metros para hacer explotar a su afición pasada la media hora de encuentro. Reaccionó rápido el Betis, que no se dejó intimidar, y con una contra relámpago se plantó en área romana, pero el recién entrado Luiz Henrique definió al centro, fácil para Rui Patricio. Avisó el conjunto que dirige Pellegrini, que tenía mucho que decir.

No apagó el Roma el arreón de los verdibalncos y el Betis creció con el paso de los minutos hasta que obtuvo su recompensa. Luiz Henrique dejó el balón en la frontal y Guido fusiló a Rui Patricio por su palo derecho para igualar la contienda en el minuto 40.

La segunda mitad comenzó con el ritmo de la primera. La tuvo Cristante para poner por delante a la Loba, pero se agigantó bajo palos Rui Silva para salvar los muebles. Movió ficha Pellegrini y sacó del campo a un Joaquín que no tuvo demasiado peso en el ataque verdiblanco y que se fundió en un abrazo con Mourinho en su camino al banquillo.

Se hizo con el mando el conjunto local, que tuvo posesión y verticalidad repartidas a partes iguales con ineficacia ante una bien organizada y solvente línea defensiva -o en su defecto un acertado Rui Silva bajo palos- de un Betis que pareció contentarse con el punto en Roma.

Un punto, sin embargo, le supo a poco a Luiz Henrique que había entrado tras la lesión de Fekir y que dio la victoria a los suyos con un remate de cabeza que se coló por la escuadra en el minuto 88 y desató la alegría de los casi cinco mil aficionados desplazados.

El Betis dejó encarrilada la clasificación a Octavos con una exhibición de buen juego en la primera mitad y demostrando mucha madurez en la segunda, donde supieron aprovechar la ocasión más clara que tuvieron para complicar mucho al Roma en Liga Europa, obligado a ganar en el Benito Villamarín sin una de sus estrellas, un Zaniolo que vio la roja directa tras una agresión sin balón de por medio.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba