Renuncia Gobierno holandés por mala gestión de subsidios familiares

El primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, anunció la dimisión de su Gobierno, aceptando la responsabilidad por años de mala gestión de los subsidios para el cuidado de los niños, que injustamente llevó a miles de familias a la ruina financiera.

Rutte dijo que había informado al rey Guillermo Alejandro la decisión. El gabinete se mantendría de forma provisional para manejar la crisis del coronavirus Covid-19 por ahora, y se realizarán elecciones el 17 de marzo.

La decisión ocurre luego de una investigación parlamentaria del mes pasado que halló que burócratas del servicio tributario, con supervisión del Gobierno, habían llevado a miles de familias a la ruina financiera con acusaciones infundadas de fraude.

El reporte de la investigación dijo que cerca de 10 mil familias habían sido obligadas a devolver decenas de miles de euros en subsidios, lo que provocó desempleo, bancarrotas y divorcios. Describió el mal manejo, que se extendió durante una década, como una “injusticia sin precedentes”.

Muchas de las familias fueron atacadas por su origen étnico o doble nacionalidad, acusó la oficina de impuestos el año pasado.

Orlando Kadir, abogado que representa a unas 600 familias en una demanda contra los políticos, dijo que las personas habían sido atacadas “como resultado de la elaboración de perfiles étnicos por parte de burócratas que eligieron nombres de apariencia extranjera”.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios