México

Reporta Salud otras 856,191 vacunas desperdiciadas

Además de reconocer que 5 millones 041 mil 050 vacunas contra Covid-19 de las marcas AstraZeneca y Sputnik caducaron en poder de la Federación, la Secretaría de Salud comunicó que adicionalmente, 856,191 dosis han sido desperdiciadas por las entidades federativas.

De acuerdo a lo difundido por el diario Reforma, la Secretaría de Salud (Ssa) admitió este dato, y precisó que de este total, 3.4 millones de dosis fueron donadas por AstraZeneca y las de la vacuna rusa fueron compradas por el Estado mexicano.

“En el caso de las vacunas de Sputnik V, una razón adicional que complicó su aplicación, fue el retraso importante en la entrega específica del componente 2 por parte del laboratorio productor, lo que implicó que ante la incertidumbre de completar esquemas se retrasara el inicio de esquemas primarios de vacunación con el componente 1”, apuntó.

La Ssa resaltó que en comparación con el total de biológicos adquiridos, que fue de 243.9 millones de dosis, las mermas representan el 2.07%, además justificó el desperdicio de las dosis anti Covid-19, al señalar complejidad en la logística de la inmunización.

En el caso de las que se encontraban en resguardo de Birmex, detalló que presentaron caducidad vencida, “adicionalmente un total de 856,191 dosis (0.35% del total recibido) se han catalogado como pérdidas en las entidades federativas, ya sea mermas operativas o por accidentes de frío, o por caducidad”.

Agregó que “como todo programa de vacunación y dada la complejidad logística que implica implementar la inmunización, algunos biológicos sufren accidentes de red de frío o se desperdician durante la jornada (por fallas eléctricas, errores humanos, desastres naturales) o cumplen su vida útil sin poder ser aplicadas a la población por falta de demanda o preferencias personales, entre otras causas”.

Aunado a ello, la Ssa agregó que la estrategia de vacunación contra el virus SARS-CoV-2, contempló la utilización de vacunas que sólo cuentan con autorización de emergencia, lo que remarcó, implica tiempos recortados de vida útil por la limitada evidencia.

La Secretaría de Salud aseveró que la medida de inactivar las vacunas contra Covid-19 con caducidad vencida, no impactó en la disponibilidad del biológico para atender la demanda de la población en todo el País.   

Con información de Reforma

Botón volver arriba