Reportan un muerto cada 7 minutos en Los Ángeles por Covid-19

El condado de Los Ángeles, una de las áreas más afectadas en los Estados Unidos, puede enfrentar semanas aún más terribles en el futuro, y a medida que el número nacional de muertos se acerca a 400 mil, las muertes en el condado continúan aumentando.

El condado registra una muerte relacionada con el coronavirus aproximadamente cada siete minutos, y la semana pasada fue la más alta registrada en la historia de muertes por Covid-19.

Solo el sábado, 253 personas murieron de Covid-19 y con variantes del virus que podrían ser más contagiosas ahora circulando en California, esas cifras pueden aumentar.

Los hospitales se han quedado sin espacio en las unidades de cuidados intensivos, aunque los casos nuevos y las hospitalizaciones parecen estar estabilizándose en los últimos días.

El condado, el más poblado de Estados Unidos, tardó casi 10 meses en llegar a 400 mil casos, pero poco más de un mes para agregar otros 400 mil, del 30 de noviembre al 2 de enero, según una base de datos del New York Times.

El sábado, el condado se convirtió en el primero de la nación en superar el millón de infecciones por coronavirus registradas, un número que solo cuatro estados además de California han superado: Illinois, Nueva York, Florida y Texas. California se convirtió el domingo en el primer estado en registrar más de tres millones de casos.

Y la verdadera escala de infecciones puede ser mucho mayor de lo que se informó: se cree que uno de cada tres residentes de Los Ángeles ha sido infectado con el virus desde el comienzo de la pandemia, según el Departamento de Salud de Los Ángeles. Para ayudar a sofocar la propagación, las escuelas públicas del condado han pedido permiso a las autoridades de salud para comenzar a proporcionar vacunas contra Covid-19.

El virus está aumentando en todo California, donde las muertes diarias promedian 528, un aumento de más del 15% desde hace una semana. Gran parte del estado, incluida la región sur, sigue una orden de quedarse en casa.

El estado es uno de los muchos que se enfrentan a la llegada de una variante viral más contagiosa, descubierta por primera vez en Gran Bretaña. El primer caso confirmado en Los Ángeles se informó el sábado. Se cree que es potencialmente un 50% más transmisible que la versión inicial del virus.

Las autoridades dijeron que pensaban que la variante, que ha provocado que las infecciones se disparen en Londres y el sureste de Inglaterra, se ha estado extendiendo por Los Ángeles durante algún tiempo. Aunque es más contagiosa, la variante no parece causar una enfermedad más grave.

El domingo por la noche, el Departamento de Salud Pública de California informó sobre otra variante que se había vuelto más común en todo el estado desde diciembre. Conocido como L452R, se detectó por primera vez en Dinamarca en marzo y apareció en California en mayo. En diciembre, investigadores de la Universidad de California, San Francisco, secuenciaron genomas de coronavirus reunidos en todo el estado y encontraron que la variante estaba presente en solo el 3.8% de sus muestras. En enero, había subido al 25.2%.

Charles Chiu, quien dirigió la secuenciación, advirtió que él y sus colegas trabajaron con un tamaño de muestra pequeño, por lo que aún no han demostrado que esta variante sea más contagiosa. «Pero hay señales preocupantes de que esta variante puede ser altamente transmisible», dijo.

El Dr. Chiu y sus colegas ahora buscan con más cuidado esta variante en todo el estado y están tratando de comprender cómo la han alterado sus mutaciones. Quieren ver si la variante puede escapar de los anticuerpos monoclonales y tal vez incluso hacer que las vacunas sean menos efectivas. «Estos son estudios críticos que deben realizarse», dijo el Dr. Chiu.

Después de semanas bajo una orden de quedarse en casa, la tasa de positividad del condado está comenzando a disminuir. El Dr. George Rutherford, epidemiólogo de la Universidad de California en San Francisco, dijo que el estado y Los Ángeles parecían estar «en el proceso de dar un giro gradual aquí».

Advirtió contra el pánico por la variante más transmisible, y señaló que el mismo comportamiento cauteloso ayudará a mantenerlo a raya: quedarse en casa, usar cubrebocas y mantener distancia física.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios