Representarán botones de emergencia decremento en índices de violencia feminicida: ICM

El botón de emergencia instalado en todas las casas de mujeres con medidas u órdenes de protección representará, en corto o mediana plazo, un decremento en los índices de violencia feminicida y de feminicidios en la entidad, pues gracia a ello ya hay personas vinculadas a proceso, señaló Mariana Martínez, directora del Instituto Colimense de las Mujeres (ICM).

“Las mujeres a las que se les han dictado medidas de protección, si ven que el agresor está cerca, pueden presionar el botón y una patrulla especializada va a acudir a resguardar a la mujer, luego entramos las autoridades de atención a darle el acompañamiento correspondiente”, indicó.

Expresó que “el esquema de trabajo del botón de emergencias y patrullas especializadas involucra a autoridades de Seguridad Pública Estatal, municipales y a quienes dan atención a las víctimas de violencia”.

“Te puedo decir que en los 21 años que tengo trabajando este tema, no había visto una estrategia que involucrara esta organización que nos permite llegar a los hogares, y pese a la lejanía que nos genera la pandemia (del Covid-19), este botón de emergencia representa la manera en que la podemos estar, no solo cerca, sino dentro de la casa de las mujeres, como una opción para poder cesar la violencia cuando esta se repita”, detalló.

En cuanto al tiempo de reacción, una vez que una mujer en riesgo activa el botón de emergencia, Martínez Flores señaló que “la atención deberá ser inmediata y en caso de que se reciban 2 reportes en un corto tiempo; es decir, con diferencia de pocos minutos uno de otro, la patrulla especializada para atender los casos de violencia de género atenderá el primero y el segundo lo atenderá la patrulla que esté más cerca, ésta dará aviso a la especializada para que pueda integrarse a la atención una vez atendido el primer caso”.

“Se le sigue apostado, sí al equipo especializado, pero todas las unidades policiales deben tener los conocimientos mínimos de cómo se integra un informe policial por violencia de género, a dónde debe llevarlo, qué elementos debe tener y qué se debe cuidar si hay personas detenidas, para cuando esos casos lleguen al Poder Judicial se conviertan en vinculaciones a proceso y las mujeres perciban que esa estrategia de seguridad que se ha diseñado no va a concluir con que acude la patrulla, sino con la persona detenida y que pague por el daño”, explicó Mariana Martínez.

Finalmente, la directora del ICM recordó que “la violencia familiar es un delito que se persigue de oficio; si la víctima otorga el perdón, eso será para efectos de la reparación del daño, pero es un delito que sí o sí debe investigarse y llegar hasta las últimas consecuencias ante el Poder Judicial”.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios