Restauran Campana de Dolores para el Grito de Independencia

La Campana de Dolores que hace 210 años tocó el cura Miguel Hidalgo y Costilla para levantarse en armas en contra de la corona española, fue sometida a un proceso de conservación y mantenimiento en Palacio Nacional, con el objeto de que este 15 de septiembre la toque el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la ceremonia del Grito de Independencia.

Asimismo, el balaústre y pasamanos de metal dorado del balcón presidencial también fueron intervenidos; se les quitó el polvo acumulado con productos especiales, se pulieron y se les aplicó un recubrimiento de protección. Los trabajos también contemplaron el desazolve de los desagües.

La finalidad fue que este espacio de Palacio Nacional luzca en todo su esplendor durante la fiesta nacional que será transmitida por televisión y por internet, ya que, debido a la pandemia del Covid-19, este Grito de Independencia será sin la presencia del pueblo de México.

En entrevista con Milenio, el ingeniero arquitecto, Pedro Espino Romo, subdirector de la Conservaduría de Palacio Nacional, explicó que “el equipo de la Conservaduría de Palacio Nacional emprendió estos trabajos como parte de las acciones de conservación preventiva que se realizan cada año al monumento arquitectónico. Las intervenciones, fueron validada y supervisadas por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)”.

Las acciones se pudieron efectuar con el apoyo de la Dirección General de Servicios Urbanos y Sustentabilidad (DGSUS), adscrita a la Secretaría de Obras y Servicios del Gobierno de la Ciudad de México, que facilitó una grúa con la plataforma vertical para alcanzar la altura a la que se encuentra la Campana de Dolores; como se sabe, este símbolo de la Independencia fue traído a la Ciudad de México por órdenes de Porfirio Díaz. 

Las crónica de la época cuentan que en 1896, desde la parroquia de Dolores Hidalgo, en Guanajuato, se trasladó en tren la Campana de la Independencia, y el 15 de septiembre de ese año por primera vez sonó en Palacio Nacional; desde ese momento forma parte de la ceremonia del Grito de Independencia.

El subdirector de la Conservaduría de Palacio Nacional detalló que, hace una semana, a la Campana de Dolores “se le quitó el polvo y la suciedad acumulada; que en los puntos que registró corrosión se le aplicó un recubrimiento de protección; en tanto que el yugo de madera, fue objeto de limpieza local de las eflorescencias salinas, y se le aplicó un retardante de fuego, un preservador de madera y se le aplicó una capa de protección”.

Dentro de las acciones de conservación, precisó, también se limpió la Fuente del Pegaso del patio central de Palacio Nacional. La intervención de la obra, que data de 1973, consistió en la limpieza de la pileta o el brocal y los bolardos, así como la escultura de Pegaso y las cadenas de bronce que rodean la fuente. Con estas acciones, el Palacio Nacional dará su mejor cara durante las Fiestas Patrias. 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios