Rey de Bélgica expresa “pesar” al Congo por pasado colonial

El rey Felipe de Bélgica expresó hoy “su más profundo pesar por las heridas” infligidas durante el periodo colonial en el Congo, una declaración inédita en la estela de las protestas antirracistas en el mundo.

“Deseo expresar mi más profundo pesar por estas heridas del pasado, cuyo dolor se ha reavivado por las discriminaciones aún presentes en nuestras sociedades”, escribió el monarca en una carta dirigida al presidente de la actual República Democrática del Congo.

Según la AFP, en la misiva a Félix Tshisekedi, con motivo de los 60 años de independencia de este país, Felipe, en el poder desde 2013, evoca la época del rey Leopoldo II, pero sin nombrar a este monarca cuya gestión del Congo belga se considera brutal.

“En la época del Estado Libre del Congo [de 1885 a 1908, cuando era propiedad privada de Leopoldo II] se cometieron actos de violencia y crueldad, que todavía pesan sobre nuestra memoria colectiva”, aseguró el monarca.

El soberano reconoció también que en este territorio, bajo el control de Bélgica entre 1908 y 1960, hubo “sufrimientos y humillaciones”.

El 30 de junio de 1960, el territorio, llamado actualmente República Democrática del Congo, se independizó.

En pleno movimiento mundial contra el racismo iniciado tras la muerte de George Floyd en Estados Unidos, que se tradujo en Bélgica en críticas a su pasado colonial, la carta expresa el compromiso real de “combatir todas las formas de racismo”.

“Aliento la reflexión iniciada por nuestro Parlamento para que nuestra memoria sea definitivamente pacificada”, agregó en referencia a un acuerdo de principio entre grupos políticos para crear una comisión parlamentaria sobre la memoria colonial.

En ese sentido, la primera ministra belga, Sophie Wilmès, aseguró este martes que llegó el momento de que Bélgica inicie el “camino de la investigación, de la verdad, de la memoria” sobre su pasado colonial, “sin tabúes”.

Entre 2000 y 2001, otra comisión ya examinó el contexto del asesinato en enero de 1961 de Patrice Lumumba, efímero primer ministro congoleño y apuntó a la “responsabilidad moral” de “algunos ministros y otros actores” belgas.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios