Universitarias

Rinden artistas del IUBA emotivo homenaje a Davide Nicolini

La comunidad artística del Instituto Universitario de Bellas Artes (IUBA) rindió el viernes (20) por la noche, en el Teatro Universitario, un emotivo homenaje póstumo a Davide Roberto Nicolini Pimazzoni, músico, docente, investigador, impulsor de nuevos proyectos y uno de los personajes universitarios más queridos y generosos.

Para dar inicio con el homenaje, se contó con la participación de Abraham Elías, Enrique Mejía, Simone Lannarelli y la Orquesta Filarmónica del Estado de Colima, quienes junto con estudiantes de la Licenciatura en Danza Escénica rindieron tributo a la vida de este gran violinista.

Un poco antes, en el exterior del teatro, el artista Rogelio Padilla, con las manos, pintó un cuadro de gran formato con el rostro de Davide Nicolini, mientras a su alrededor se escuchaba la música de flautas de Abraham Elías y los atabales tocados por personal y amigos del Museo Universitario de Artes Populares de la Universidad de Colima.

Ya en el teatro, Patricia Ayala, académica e integrante del Cuerpo Académico 92, al que perteneció Davide Nicolini, dijo: “Fuiste el mejor hermano de proyectos académicos. Tu partida no sólo nos deja rotos de dolor, sino incompletos en este plano terrenal. De la manera majestuosa como tocaste el violín, así tocaste nuestros corazones y nuestras mentes durante el tiempo que compartimos. Acordarnos de ti nos llevará a multiplicar esfuerzos para que tu legado sea  perenne”.

Minutos después tocó el turno de las participaciones artísticas de los maestros Gleb Dobrushkin y Oleksander Yanyev, así como de los estudiantes Krista Sophia Lázaro y el coro de la Licenciatura en Música, dirigido por Rafael Martín del Campo.

Un cuarto bloque estuvo a cargo de los estudiantes de danza, Fernanda Martínez (egresada) y alumnos del IV semestre de la Licenciatura en Danza Escénica, con una participación mixta de música y danza, así como el Coral Femeninas, dirigido por Agustina Murguía.

Antes de concluir el homenaje, las sopranos Anita Valdez, Genie Ceceña y Mariana Corona deleitaron con sus voces a los asistentes, para después dar paso al grupo “Cantares” y finalmente a “Litoral”, grupo que cantó una de sus piezas emblemáticas “Yo vengo a ofrecer mi corazón”.

Finalmente, el rector Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño agradeció la invitación y celebró la organización de este evento; “no hay mejor manera de recordarlo que con música, rememorando el valioso legado de sus obras artísticas y personales”.

En el medio académico, agregó. “valoramos su faceta de artista, profesor-investigador y su entusiasta participación en el ámbito deportivo, e institucionalmente tenemos clara noción de su trayectoria, y arduo desempeño, con 25 años como profesor de violín y su ingreso al Sistema Nacional de Investigadores”.

Reiteró que, además de estas cualidades, “le reconocemos su valía como ser humano, su donde gente, que se ganó el aprecio de propios y extraños por su trato franco, amable y generoso y las amplias muestras de su espíritu solidario”.

“Que este homenaje por las acciones realizadas por Davide Nicolini en favor del arte, del IUBA y de los diferentes grupos sociales -destacó el rector-, sirva para enorgullecer a su familia y darle la certeza de que seguirá formando parte de nuestro presente, gracias a sus obras y al amor por la música que transmitía a sus estudiantes, pero sobre todo por el respeto y aprecio por el otro, que le aprendimos quienes tuvimos el privilegio de coincidir con él”.

Como último número, docentes y alumnos de Danza realizaron una coreografía que el público asistente enriqueció encendiendo las linternas de sus celulares.

A la velada-homenaje, que concluyó alrededor de las 11 de la noche, asistieron también Susana Cruz Valdez, viuda de Davide Nicolini y sus 2 hijos.

También estuvieron Blanca Liliana Díaz, presidenta del Voluntariado; Luis Enrique Zamorano, secretario general del SUTUC; Carlos Ramírez, coordinador general de Extensión; Gilda Callejas, directora general de Difusión Cultural; Jaime Guillermo Bricio, director del Museo Universitario de Artes Populares  y Mayra Analía Patiño, directora del IUBA.

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba