Sandra Torres se perfila como ganadora de la primera vuelta de las elecciones de Guatemala

Guatemala encara una nueva etapa con los desafíos de combatir la corrupción y la migración. Unos retos que marcarán el próximo gobierno, cuyo presidente se decidirá entre Sandra Torres, que se perfila como ganadora de la primera vuelta electoral de este domingo, y Alejandro Giammattei. Con el 80% de las mesas escrutadas, Torres obtenía el 24,3% de los votos y  Giammattei, el 14,46%. La segunda vuelta se celebrará el próximo 11 de agosto.

Ni la convulsa campaña ni el bagaje de los dos aspirantes, curtidos durante décadas en la arena política del país centroamericano, auguran un futuro reformista para la joven democracia guatemalteca, existente desde 1985.

La sensación que deja la primera vuelta de las elecciones este domingo es que el próximo gobierno, independientemente del ganador, será continuista, es decir, que no enfrentará a los poderes dominantes.

La revolución ciudadana de 2015 insufló a la democracia guatemalteca un aire de renovación. Las manifestaciones pacíficas en una de las regiones más convulsas del mundo propiciaron el encarcelamiento de un presidente, Otto Pérez Molina y la llegada al poder de un humorista, Jimmy Morales.

El nuevo mandatario ondeaba la bandera de la antipolítica, cada vez más global. Prometió que cumpliría con los reclamos de la mayor parte de la población. Cuatro años después, aquel sueño se evaporó y el horizonte no parece nada halagüeño.

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios