Se agota la capacidad financiera del sector restaurantero, advierte Canirac

Aunque el sector restaurantero está preparado en cuanto a los protocolos sanitarios para cualquier color en el semáforo epidemiológico, el presidente de la Canirac en Colima, Felipe de Jesús Santana Linares, señaló que lo que se agota es su capacidad económica para enfrentar picos altos de la pandemia, por lo que reiteró el llamado a la población en general a cuidarse para mantener el naranja o bajar al amarillo.

“Decir que estamos preparados tiene una lógica bien sencilla, ya que hemos estado conviviendo con los distintos semáforos, pero ya no estamos preparados económicamente para seguir enfrentando los semáforos en esos picos tan drásticos; es un llamado a todos para ponernos las pilas y empezar a mantener un semáforo entre amarillo y naranja, que son los que permiten que la reactivación económica camine”, expuso.

El presidente de Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Colima consideró que de nada sirve mantener una economía “un poco decente” en el sector restaurantero, porque está cuidando los empleos, pues mientras los demás sectores están tronando y lastimándose, los restaurantes también están en riesgo, ya que eso los llevaría a colapsar en algún momento.

“Habemos restaurantes que no sabemos que estamos muertos, pero lo estamos, porque el de la renta nos sigue aguantando algunos meses, el del camarón, el de la cerveza, nuestros colaboradores nos aguantan unos días cuando no alcanzamos a cubrir la nómina, pero qué va a pasar cuando ya no nos puedan esperar”, añadió.

Por la disminución de contagios de Covid-19 registrada en los últimos días, Santana Linares dijo tener la esperanza de que en la temporada vacacional de Semana Santa y Pascua se mantenga el naranja o baje al amarillo el semáforo epidemiológico.

Dijo que en años anteriores, antes de la pandemia, en dicho periodo vacacional los restaurantes de Colima y Villa de Álvarez siempre registraban una baja en sus ventas de un 30%, sin embargo en Comala, Tecomán y Manzanillo las ventas se incrementaban.

Refirió que luego de realizar una dinámica para promocionar en esos días la capital del estado y el municipio de Villa de Álvarez, en 2020 las ventas ya no disminuyeron un 30% sino un 20%.

“Este año creemos que va a pasar lo mismo del año pasado, que no mucha de la gente alcanzó a salir y se quedó para cuidar las medidas sanitarias y creemos que va a pasar algo similar y mucha gente no va a salir, lo que va a ayudar la economía de los municipios de Colima y Villa de Álvarez”, comentó.

Sin embargo, previó que pudiera haber movilidad en esa temporada vacacional por los estados vecinos que tienen otro tipo de semáforo, lo cual podrá ayudar a que se levante un poco la economía en Comala, Tecomán y Manzanillo.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios