Deportes

Se despide Rommel Pacheco de los clavados con sexto lugar en Tokio 2020

El clavadista mexicano Rommel Pacheco se despidió de su carrera deportiva en Tokio 2020 finalizando este martes (3) en la sexta posición con 428.75 puntos, superando el séptimo de Río 2016. En su quinto clavado las piernas no le obedecieron, publica el diario Reforma en su edición web.

El niño que a los 7 años admiraba a Fernando Platas hoy se despide en sus cuartos Juegos Olímpicos, sin una medalla olímpica como le hubiera gustado, pero con el abrazo de su entrenadora Ma Jin, quien en su adolescencia le enseñó a través de señas por la dificultad del idioma entre el mandarín y el español.

De acuerdo con el diario nacional, Rommel tiró su último clavado y después siguió un adiós entre lágrimas junto a su entrenadora, un adiós que tampoco necesitaba de palabras, sólo un gesto como siempre se habían comunicado.

Los chinos Xie Siyi y Wang Zongyuan se llevaron el 1-2 y el bronce fue para el británico Jack Laugher.

Carrera de oro

Sus inicios se remontan a los 7 años de edad cuando conoció al medallista olímpico de Sidney 2000, Fernando Platas, en 1993, en su natal Mérida, Yucatán.

Hace 28 años Rommel Pacheco comenzaba su carrera deportiva y hoy es el líder de la Selección Mexicana de clavados en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, cita Reforma.

Se convirtió en el veterano que está al frente de los seleccionados olímpicos, la mayoría de ellos jóvenes y con su primera experiencia mundialista, como Osmar Olvera, a quien hoy entregó la estafeta en el trampolín.

Uno de los golpes más duros en su carrera fue no haber asistido a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cuando aún tiraba desde la plataforma 10 metros.

Fue a partir de ahí que trabajó para convertirse en el nuevo jefe del trampolín 3 metros individual, lugar que había dejado vacante Platas, desde que consiguió el subcampeonato en Sidney 2000.

De acuerdo con Reforma, el trabajo y la disciplina lo llevaron a colgarse su primera medalla mundialista en Barcelona 2013, en el trampolín sincronizado junto al olímpico Jahir Ocampo.

Le siguieron los metales dorados en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, en el trampolín individual y sincronizado, así como el título de la Copa del Mundo en Río 2016, en la modalidad individual.

El camino hacia la justa nipona estuvo lleno de obstáculos. Un año antes de la pandemia no fue considerado en la lista de seleccionados para los Juegos Panamericanos Lima 2019, donde era embajador del evento continental, un duro golpe en su carrera deportiva que cortó una racha 4 panamericanos consecutivos.

Antes tiraba desde la plataforma 10 metros y no haber participado en esta prueba en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 le costó al clavadista cambiarse al trampolín, modalidad que significó un regreso y ascenso en su carrera deportiva, cita el diario nacional.

Desde los tres metros ha brillado en Copas del Mundo, Series Mundiales, en Juegos Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos y Mundiales.

Rommel había conseguido plaza olímpica para Tokio en el trampolín 3 metros de los Campeonatos Mundiales de Natación Gwangju 2019.

La pandemia puso una larga pausa en sus entrenamientos y después de 28 años de carrera deportiva hoy escribió el punto final.

Adiós, Rommel, Adiós.

Con información de Reforma

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba