Mundo

Se eleva a 177 el número de “presos políticos” en Nicaragua, según informe

El número de opositores que se encuentran detenidos por motivos políticos en Nicaragua, según los organismos humanitarios, y por traición a la patria o lavado de dinero, de acuerdo con las autoridades, se elevó a 177, según un informe divulgado este miércoles por el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas.

Según el informe de ese grupo, cuyos datos con avalados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cantidad de opositores detenidos en Nicaragua pasó de 170 a 177 en los primeros 31 días del presente año.

De acuerdo con el informe, en enero pasado un total de 6 opositores fueron capturados, y otros 4, que ya estaban detenidos, fueron incluidos en la lista bajo la autorización de sus familiares, con lo que suman 180.

Sin embargo, otros 3 opositores fueron liberados en enero, con lo que cantidad fue fijada en 177, según el informe.

Del total de “presos políticos”, 167 fueron arrestados a partir de las manifestaciones antigubernamentales que estallaron en abril de 2018, incluyendo 13 mujeres, y otros diez estaban encarcelados desde antes de ese año, explicó el Mecanismo.

“En las detenciones arbitrarias y procesos de criminalización de manifestantes y opositores en Nicaragua, existe evidencia de que se tratan de ataques generalizados y sistemáticos por medio de acciones que fueron implementadas y avaladas por las máximas autoridades, usando todo el aparato del Estado y acompañados de discursos de descalificación contra la población desde las más altas esferas del poder”, indicó.

Al igual que en informes anteriores, en el más reciente el Mecanismo denunció “malos tratos y torturas a personas presas políticas y sus familias”, entre estas detenciones en condiciones de máxima seguridad, discriminación en el tiempo de espera de los familiares para las visitas, violación a la presunción de inocencia, y discurso de odio.

La “aplicación de nuevas leyes represivas” a partir de enero de 2021, en el contexto del año electoral, fue la más reciente “etapa represiva” ejecutada por el Gobierno de Nicaragua, según el Mecanismo.

Las etapas previas señaladas en el informe son la “represión de la protesta ciudadana (abril a mayo de 2018)”, la “Operación Limpieza en la que murieron 172 personas (junio y julio de 2018)”, “detenciones selectivas (agosto a noviembre de 2018)”, cierre de espacios democráticos y secuestros exprés (diciembre de 2018 a diciembre de 2019), así como “intensos y sistemáticos ataques a las libertades públicas (enero a diciembre 2020)”.

Entre los “presos políticos” hay 7 dirigentes opositores que aspiraban a competir con Ortega por la Presidencia en las elecciones de noviembre pasado, empresarios, activistas, periodistas y exguerrilleros sandinistas.

Al menos 5 de estos se encuentran en “situación crítica de salud” y no han tenido acceso a atención médica adecuada, según el Mecanismo.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba