Colima

Se incumple la ley al no aprobar incremento de tarifas al transporte público

El presidente de la Federación de Transporte Urbano y Suburbano del Estado, Zenén Campos Beas, manifestó que las pausas y excusas presentadas por las autoridades para no generar un incremento a las tarifas del transporte público tienen que ver más con la politización, que al estudio del caso.

El dirigente del transporte público remarcó que al no autorizar el incremento se viola la ley, pues ahí se señala que en enero de cada año se debe actualizar la tarifa en razón directa a la inflación, la cual no se detiene y afecta los precios de todo.

“Ese artículo de la ley pareciera que no existe o no se atiende y eso es más que nada lo que está dañando, la politización, porque se piensa que aumentar el servicio de transporte a cambio no va a haber votos”, acusó.

En una entrevista, Campos Beas calificó como un error el no aumentar la tarifa, pues en la medida que el transporte público en razón a sus tarifas se sostenga, en una medida proporcional también mejoraría. “Es obvio, a todos nos gustaría traer unidades en el mejor de los estados e ir cambiándolas como lo establece la Ley”.

Este jueves 29 de septiembre, la subsecretaria de Movilidad, Blanca Livier Rodríguez Osorio, señaló que el Gobierno de Colima no contempla un incremento en los próximos 6 meses, pues tan solo el análisis del caso se llevaría ese tiempo pues se deben tomar en cuenta sobre todo los datos.

En este sentido, Zenén Campos Beas refirió que durante la última actualización, bajo la administración de Mario Anguiano, el precio del diésel era de 10 pesos con 45 centavos. A la fecha, el precio ronda los 23 pesos. Si este ha sido el aumento de uno solo de los insumos, la ciudadanía debería entender la problemática si a ello se le suma el precio actual de las refacciones y otros servicios.

Otro aspecto a considerar dijo Rodríguez Osorio es qué tan comprometidos están los transportistas a mejorar las condiciones de sus unidades, pues no todas cumplen con la norma. Incluso, habló de retirar las unidades para inculcar la cultura del mantenimiento.

El líder transportista pidió a los usuarios del transporte público tomar conciencia de que éste servicio no está en manos de “gente de dinero”, por el contrario, las concesiones que se dieron fueron con la intención de crear empleos, por lo que está en manos de la clases media baja.

“Si hacemos una valoración, la tarifa actual debería andar entre 12 pesos, sin embargo, permanece desde hace 10 años en 8 pesos”, concluyó.

Botón volver arriba