Deportes

Se luce el Dortmund en el adiós de Lopetegui

El Borussia Dortmund se impuso este miércoles 4-1 al Sevilla en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, para dar un paso importante en el intento de superar la fase de grupos de la Liga de Campeones, todo lo contrario que el conjunto de Julen Lopetegui, que tras el partido se despidió de la afición desde el césped.

El Dortmund llegó con irregulares resultados en el inicio de la temporada, especialmente como visitante, pero el Sevilla está sumido en una grave crisis, con muy malos resultados en LaLiga y en el torneo europeo, hasta el punto de que en las previas a este choque se habló más del fin de ciclo de Lopetegui que de la trascendencia del partido.

Sin que el club anunciara nada al respecto, y ni mucho menos que su sustituto podría ser el argentino Jorge Sampaoli, Lopetegui intentó con su alineación que el equipo fuera protagonista ante la formación de Edin Terzic y también ante una afición con ganas de empezar a recibir alegrías.

Pero el inicio no pudo ser más desolador para los locales, que vieron como los rivales se hicieron dueños del balón y que a los 6 minutos encontró el fondo de la portería que defendió el marroquí Yassine Bono con un zurdazo del portugués Raphael Guerreiro.

Un mazazo para un Sevilla inestable que, no obstante, pudo empatar 3 minutos después en una doble oportunidad del delantero marroquí Youssef En-Nesyri, quien, tras un buen pase de Joan Jordan, no supo definir solo ante el meta Alexander Meyer en un doble remate.

Los de Lopetegui, con 3 centrales, buscaron el balón y jugar más cerca del área rival, pero eso también le dio la oportunidad al Dortmund de armarse con un poblado centro del campo para salir a la contra y, una de ellas, le pudo costar caro al Sevilla porque el árbitro le sacó roja directa a En-Nesyri a los 20 minutos al cortar un avance peligroso de los alemanes, aunque la decisión fue corregida tras consulta en el VAR por falta previa a Jesús Navas.

Ya en el tramo final de la primera parte el partido quedó abierto, de un área a otra, en el que el Sevilla tuvo 2 claras ocasiones de empatar, en la cabeza de En-Nesyri y en las botas de José Ángel Carmona, pero el que sí vio puerta fue el Dortmund, con una gran jugada del joven inglés Jude Bellingham y muy poco después de Karim Adeyami para poner un contundente 0-3 al descanso.

En la segunda parte, En-Nesyri, a los 6 minutos de la reanudación, encontró premio a su insistencia y con un cabezazo a la salida de un córner puso el 1-3, tanto que cortó la sangría de la formación española, que no tuvo más remedio que mantener su vocación ofensiva y con ello asumir riesgos en su frágil sistema defensivo.

El lateral brasileño Alex Telles estuvo cerca del 2-3 muy poco después en un impuso local por no rendirse, aunque con el paso de los minutos al Sevilla le volvió a costar mantener su continuidad ante un rival quiso enfriar el juego e incluso rematar el resultado con otro tanto, que llegó a falta de un cuarto de hora para que se llegara al tiempo reglamentario, obra de Julian Brandt de cabeza muy solo en el área.

Ahí se acabó la historia del partido y también parece que la de Julen Lopetegui como entrenador del equipo después de algo más de 3 temporadas al frente del banquillo, lo que se evidenció con su despedida de los aficionados desde el césped mientras que éstos coreaban su nombre.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba