Mundo

Se manifiesta contra violencia de género en Ecuador

Centenares de personas se manifestaron este sábado contra de la violencia de género en la capital ecuatoriana, donde el mes pasado fue asesinada una mujer tras haber ingresado en la Escuela de Formación de la Policía a visitar a su esposo, principal sospechoso de su muerte y ahora prófugo.

Varios manifestantes portaban un cartel con la fotografía de María Belén Bernal, esposa del teniente Germán Cáceres, contra quien se ha activado la alerta roja de búsqueda en 195 países.

“Necesitamos respuestas y justicia ¡Ni una menos!”, “Educación feminismo no feminicidio”, rezaban algunas pancartas que portaban hombres y mujeres, que partieron desde el parque El Arbolito, en la zona de entrada al centro histórico de Quito, en un camino hacia la Comandancia de Policía, en el centro norte de la ciudad.

“Yo también sueño con ser una abogada valiente como María Belén Bernal”, se leía en otro cartel en referencia a la mujer, cuyo cuerpo fue hallado diez días después de su desaparición en una zona cercana a la Escuela Superior de Policía.

El caso de Bernal ha indignado y conmovido a todo el país y se ha convertido en uno de los hechos más emblemático de la violencia contra la mujer al haberse producido dentro de una instalación policial, lo que ha llevado a la madre de la víctima, Elizabeth Otavalo, a calificarlo, incluso, de “crimen de Estado”.

Para Rocío Rosero, coordinadora de la Coalición Nacional de Mujeres de Ecuador, el caso demuestra “cómo la impunidad campea en la administración de justicia, cómo no se protege a las víctimas de violencia. Los policías cuestionan y ponen en duda nuestra palabra”.

Sin registro de salida

Los hechos ocurrieron el 11 de septiembre, cuando Bernal acudió a la Escuela Superior de Policía a visitar a Cáceres, que ejercía de instructor en ese centro formativo, ubicado al norte de Quito.

Los estamentos de control tienen el registro de ingreso de Bernal, pero no de salida de la Escuela.

El cuerpo de Bernal fue hallado diez días más tarde en un cerro cercano a la Escuela de Policía con señales de estrangulamiento, de acuerdo con lo informado por la Policía a partir de la autopsia.

Cáceres está en paradero desconocido después de que pusiera una denuncia por la presunta desaparición de su esposa y rindiera una primera declaración ante la Fiscalía en los primeros días de la desaparición, sin que en ese momento se formulasen cargos contra él.

Con información de EFE

Botón volver arriba