Mundo

Se manifiestan al menos 200 inmigrantes menores para pedir acogida en Francia

Al menos 200 menores inmigrantes no acompañados que vagan por París desde hace meses se han manifestado pacíficamente hoy en la capital gala frente al edificio del Consejo de Estado -la más alta instancia administrativa- para exigir que Francia les acoja.

Según denuncian las organizaciones convocantes de la concentración, entre ellas Médicos Sin Fronteras, Médicos del Mundo, Midis du MIE y Utopía 56, más de 450 menores extranjeros llevan desde el 10 de junio durmiendo a la intemperie, en un campamento improvisado y bautizado como “Liberté” en el municipio de Ivry-sur-Seine, al sur de la capital francesa.

En un comunicado de prensa, las ONG explican que el Estado francés no reconoce la minoría de edad de estos extranjeros, lo que les obliga a volver a la calle con cada rechazo de la justicia.

Las autoridades policiales estimaron en un informe reciente que el aumento de ciertos delitos en París y su periferia se atribuye en parte a la delincuencia de menores no acompañados argelinos o marroquíes practicada en zonas próximas a los transportes públicos.

Sin embargo, las organizaciones humanitarias llevan meses reclamando a las autoridades la acogida de los menores, e incluso el Ayuntamiento de Ivry-sur-Seine organizó una manifestación el pasado 9 de noviembre delante de la Prefectura de Val de Marne en la localidad de Créteil, pero consideran que el Gobierno francés no ha actuado para resolver el problema.

Los manifestantes comenzaron a concentrarse este viernes frente al Consejo de Estado con tiendas de campaña y a la media hora se presentó la policía, rodeando a los 200 acampados.

Desde la protesta, la coordinadora de proyectos de Médicos sin Fronteras, Fabianne Reviglio, afirmó que “las condiciones de vida son completamente insalubres e indignas” dentro del campamento, y denunció que “las autoridades llevan semanas diciendo que les darán techo, pero por el momento no sucede nada”.

La portavoz explicó que el pasado jueves Médicos Sin Fronteras colocó una clínica móvil en el exterior del campamento, donde médicos y enfermeros voluntarios evaluaron el estado de salud de los menores.

“Podemos constatar que hay una degradación fuerte del estado somático y físico de los jóvenes. La única respuesta adaptada a su estado de salud es darles cobijo”, aseveró Reviglio.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba