Cientos de personas participan en San Sebastián en una manifestación para reclamar el fin de la política penitenciaria de “excepción” para los presos de ETA. EFE/ Javier Etxezarreta

Se manifiestan independentistas vascos y catalanes por los presos de ETA

Miles de personas, principalmente independentistas vascos y catalanes, se manifestaron este sábado (23), para reclamar el fin de la política penitenciaria de “excepción” que, según denuncian, se aplica en España a los presos de la banda terrorista ETA.

Los manifestantes discurrieron por las calles de la ciudad vasca de San Sebastián (norte) pocos días después de cumplirse diez años de que ETA anunciara el fin de la violencia.

En más de cincuenta años, la banda asesinó a 858 personas con la pretensión de forzar la independencia del País Vasco, según datos del Ministerio español del Interior; atentó contra bienes públicos y privados, recurrió al secuestro y extorsionó a decenas de empresarios. Hasta que el 20 de octubre de 2011 anunció “el cese definitivo de su actividad armada”.

Entre otros significados independentistas, participaron en la manifestación el líder de la formación vasca de izquierda radical EH Bildu, Arnaldo Otegi, y el expresidente de Cataluña, Oriol Junqueras.

Este último fue condenado en 2019 a 13 años de prisión por su responsabilidad en el proceso secesionista ilegal de 2017 en esa región española, e indultado este año por el Gobierno español.

Una pancarta con el lema “Paso a paso en el camino a casa” sintetizaba las reivindicaciones de la red de apoyo a los presos de ETA, Sare, convocante de esta protesta, que también respaldaron representantes del Partido Nacionalista Vasco (PNV), que gobierna en el País Vasco, y del partido de izquierdas Podemos.

Los manifestantes gritaron a favor de la independencia, del acercamiento de todos los reclusos de ETA a cárceles del País Vasco y de su excarcelación.

Los convocantes pidieron que se aplique la legislación de carácter ordinario a estos presos (cerca de 200 actualmente), que “impida cadenas perpetuas encubiertas”.

EH Bildu, considerada durante años el brazo político de ETA, lamentó el lunes pasado el dolor de las víctimas de ETA, pero este mensaje fue acogido con escepticismo por organizaciones de afectados y partidos de derecha.

Con información e imagen de EFE

Print Friendly, PDF & Email