Sector empresarial rechaza incremento de impuestos como plantea el FMI

Este día el sector empresarial del país difirió de los pronósticos de la Cepal y el FMI sobre el mejor comportamiento de la economía mexicana, ya que en la industria mexicana existen alrededor de 260,000 negocios sin lograr reactivarse de la pandemia del Covid-19, luego de que se les obligó a cerrar; mientras que rechazaron “tajantemente” el incremento o nuevos de impuestos.

De acuerdo con Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), dijo que en plena época de reactivación económica “cerca de 260,000 unidades no han reabierto y no sabemos si van a reabrir o ya no. El tema de las esenciales sí nos abrió un boquete y si ahorita está costando trabajo salir adelante, y si encarecemos la parte tributaria, ¡imagínense!”.

El empresario lamentó los comentarios del FMI de elevar impuestos en plena pandemia, y dijo “qué se pongan en nuestros zapatos”.

Al respecto, el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, coincidimos con la postura planteada por la SHCP, de rechazar un aumento de impuestos, luego de que el FMI recomendó a México una reforma fiscal, lo que sería un golpe en un momento como el que estamos enfrentando, “el aumento de impuestos podría significar un daño muy grande, e incluso fatal, para las empresas y sus trabajadores”.

Por ello aclaró que, desde antes de la pandemia, las empresas en México ya enfrentaban una de las tasas de impuestos más altas entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Print Friendly, PDF & Email