Mundo

Sella CDU con ratificación de Merz giro a la derecha y se distancia de Merkel

La ratificación de Friedrich Merz como nuevo presidente de la Unión Crisatianodemócrata (CDU) sella la reorientación hacia la derecha del partido y abre distancia con la vía centrista de la que fue su presidenta durante 18 años y canciller del país durante 16, Angela Merkel.

Merz se había impuesto a mediados de diciembre en una consulta a las bases del partido con un 62.1% de los votos a sus 2 rivales del ala centrista, el experto en asuntos exteriores Norbert Röttgen (25.5%) y el exministro de la Cancillería Helge Braun (12.1%), persona de confianza de Merkel.

La militancia expresaba ya así su deseo de una reorientación del partido hacia posturas diferenciadoras respecto a la socialdemocracia, socio en tres de las cuatro legislaturas de Merkel.

Los delegados ratificaron a Merz con el 94.62% de los votos como nuevo presidente de la CDU, en sustitución de otro centrista, Armin Laschet, que a su vez había sucedido a la teórica sucesora natural de Merkel, Annegret Kramp-Karrenbauer, que había presentado su renuncia tras un año en el cargo.

Con representante del ala derechista y el compromiso declarado de mantener el cordón sanitario en torno a la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), Merz quiere impulsar la renovación del partido hacia posturas más conservadoras tras la estrepitosa derrota de la CDU en las generales de septiembre pasado, con un mínimo histórico del 24.1% de los votos.

Con la ratificación de Merz, el partido cierra definitivamente la era Merkel y la excanciller, por su parte, marca distancia y renuncia a una presidencia de honor

En declaraciones recientes a las cadenas RTL y ntv, Laschet anunciaba: “Angela Merkel llegó también a esta conclusión: ya no es acorde con estos tiempos. No tenemos presidencia de honor, es una tradición de antes que ahora, a nivel federal”.

El excanciller Helmut Kohl fue el último en ocupar una presidencia honorífica, a la que renunció en 2000 tras el escándalo por las cuentas secretas en la CDU.

Merkel también declinó, “por problemas de agenda”, la invitación de Merz a participar en la cena posterior al congreso, que el semanario Der Spiegel ve como un intento por parte del nuevo líder de reconciliación tras años de una relación extremadamente difícil.

El congreso federal del partido, que se celebró hoy de manera virtual por imperativos de la pandemia, “envía un claro mensaje de cambio y renovación de la CDU”, afirmó en su discurso Merz, que dijo ver en la última derrota del partido “un nuevo comienzo, una oportunidad”.

Las próximas tareas son constituir “una oposición fuerte”, ganar elecciones regionales y “ofrecer respuestas propias y elaborar una nueva base programática”, así como superar disputar internas con la hermana Unión Socialcristiana (CSU) bávara para “poder volver a ser el Gobierno de mañana”.

Laschet, por su parte, aseguró ver en Merz, del que dijo que cuenta con un “enorme apoyo” por encima de las “diferentes ideas y alas” del partido, a la persona perfecta para renovar la formación.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba