Colima

Sin evidencias que 60 beneficiados de “Jóvenes construyendo el futuro”, laboren en el Congreso

El presidente de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios, diputado Carlos Farías Ramos, explicó que al no encontrarse evidencias de que 60 personas inscritas en el programa “Jóvenes construyendo el futuro” hayan estado desempeñándose en el Poder Legislativo, se dio vista a la Auditoría Superior de la Federación por presuntas irregularidades.

En una entrevista, el legislador indicó que como presidente de la Comisión de Gobierno Interno de la actual legislatura, “tengo en mi poder la orden del órgano colegiado, la orden de quienes conforman la Comisión de Gobierno interno y Acuerdos Parlamentarios, para llevar a cabo las acciones pertinentes ante las instancias correspondientes, para lograr el esclarecimiento de esos hechos, porque tenemos la premisa básica de salvaguardar la honorabilidad del Congreso del Estado”.

El diputado indicó que por ello se ordenó dar vista a la Auditoría Superior de la Federación, a la Fiscalía Anticorrupción del Estado, a la Fiscalía General de la República, al Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG) y a la Contraloría del propio Congreso del Estado.

El legislador del PT recordó que “Jóvenes construyendo el futuro” es un programa federal “el Congreso el Estado fue inscrito precisamente por el compañero Vladimir Parra Barragán, quien inclusive quedó como tutor de los jóvenes que fueron inscritos en dicho programa”.

Mencionó que “la problemática estriba” en que “es una cantidad considerable, pues son casi 60 jóvenes de los cuales no se tiene registro de ellos en ninguna de las áreas que integran el Congreso, me refiero a Oficialía Mayor, Contraloría, Finanzas y otras áreas”.

Farías Ramos dijo que “el Oficial Mayor del Congreso del Estado tampoco tenía conocimiento, hizo sus actas, hizo la investigación e informó a la Comisión de Gobierno Interno, es decir, a un servidor y a todos los que integramos dicha comisión”.

Destacó que al detectarse esas inconsistencias por no tener los registros correspondientes en la Comisión de Gobierno Interno, pues en el órgano administrativo del Congreso no existe una autorización para que el Poder Legislativo fuera inscrito en ese programa.

Ello, dijo, “indica que no tenemos certeza de que ese programa o esos jóvenes realmente hubieran estado haciendo un servicio y que hubieran estado recibiendo sus recursos públicos que implica su trabajo o su participación o su adhesión al propio programa, inconsistencias que se hacen más intensa al no existir ningún dato que acredite su estancia en el Congreso”.

Es decir, comentó, “el Congreso del Estado fue inscrito como patrón y no se tiene ninguna autorización para que ello haya sucedido, de tal manera que eso implica que haya un acto muy probable de que hubo un mal uso de ese programa, tanto de quien inscribió, de quien aparece como de su tutor”.

 

Botón volver arriba