Deportes

Supera Villarreal con oficio a un exigente Hapoel

El Villarreal se aseguró el liderato de su grupo en la Liga Conferencia con un pleno de victorias en 2 partidos al imponerse este jueves al Hapoel Beer Sheva, un equipo que le exigió mucho y le obligó a recurrir al oficio de sus jugadores y en el que resultó clave marcar el 1-2 tan solo 3 minutos después de que los locales hubieran igualado el choque.

El equipo local presionó con intensidad desde el primer minuto, el conjunto de Unai Emery no consiguió imponer su ritmo, ante un rival muy combativo, aunque futbolísticamente se mostraba inferior al equipo español.

No pasaba prácticamente, sin llegadas reseñables a ninguna de las 2 áreas, cuando un magnífico balón en profundidad de Morlanes llegó a los pies de Álex Baena, que se plantó ante el meta Glazer, quien le derribó. El árbitro marcó penalti y José Luis Morales, con un disparo centrado no dio opción al portero local para adelantar a su equipo en el marcador.

Nada cambió tras el gol porque el Villarreal no logró imponerse a un equipo pegajoso y persistente que, a pesar de no ofrecer demasiado en ataque, no bajó la guardia.  

La segunda mitad tuvo el dinamismo que le había faltado a la primera. Fue más de ida y vuelta, con llegadas ante ambas porterías y con más sensación de peligro por parte de los 2 conjuntos, en el caso del Villarreal gracias a la entrada tras el descanso de Kiko Femenía y Jackson, que dieron más mordiente a su equipo.

La balanza, en una fase del juego nivelada, se decantó a favor del equipo israelí, que estableció el empate en una buena penetración por la banda izquierda que Hatuel resolvió con un remate inapelable desde el centro del área para establecer la igualada a un tanto.

Lo mejor para el Villarreal fue la capacidad para superar el golpe recibido. Fue 3 minutos después con un excelente centro de Yeremi Pino que Álex Baena transformó en gol en un disparo también inapelable.

El 1-2 dio oxígeno al equipo español, que recuperó el control del juego y truncó la reacción que el rival podía ofrecer tras la igualada. Sus llegadas a la contra aumentaron y Jackson falló el posible 1-3 a puerta vacía.

Pasado el minuto 75, al Villarreal no le quedaba otra que defender y sufrir y lo hizo. Incluso pudo ampliar el marcador, pero Danjuma lanzó fuera en el minuto 95 un penalti cometido sobre Capoue.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba